Teresa Campos, rota tras la muerte de su hermana: 'Cómo puede haber ocurrido'

María Teresa Campos, muy agradecida y emocionada, llamó en directo a su programa ''¡Qué tiempo tan feliz!'' para dar ánimos a su hija Terelu -que la sustituía en un día tan duro- y para agradecer el apoyo que ha recibido tanto ella como su familia en estos días. El último adiós a su hermana Leli fue el 29 de agosto y la presentadora volverá el sábado que viene a su programa.

Lo más popular

María Teresa Campos está pasando por una de las situaciones más dolorosas de su vida, la pérdida de su hermana pequeña Araceli, o ''Leli'' como todos la llamaban. Fue una noticia inesperada que ha dejado a toda la familia Campos destrozada; Leli parecía estar recuperándose del cáncer que padecía, pero finalmente éste le ha ganado la batalla. El último adiós a la hermana pequeña de María Teresa fue el pasado sábado 29 de agosto por lo que la presentadora se vio obligada a relegar su puesto en su programa '¡Qué tiempo tan feliz!' a su hija Terelu.

Publicidad

El programa comenzó con una Terelu de rostro serio y emocionada que indicó nada más empezar que no iba a ser un programa fácil, pues la pena por la pérdida era algo presente en toda la familia. Para sorpresa de todos, María Teresa Campos llamó en directo al programa para agradecer el apoyo que tanto ella como su familia han tenido en estos días y para dar cierto ánimo a su hija Terelu. Ésta, para dar paso a la llamada, la presentó "no por su nombre profesional sino por lo que es para mí: buenas tardes, mamá".

Lo más popular

En primer lugar, la presentadora quiso agradecer a todos aquellos el apoyo brindado con las siguientes palabras: ''Me he puesto al teléfono porque creo que es un momento de agradecimientos para tantas personas de profesión, compañeros, amigos, directivos y de otras muchas profesiones, artistas y del mundo de la política que se han solidarizado con nuestro dolor y ése sería por excelencia el motivo para salir hoy y hablar, ya que no hay programa mañana y volveré el sábado que viene''.

Sobre estas líneas, María Teresa Campos, junto a su hija Terelu y su hermana Leli.

Continuó señalando que todo está siendo tan duro porque ha sido muy inesperado, algo que no se esperaban ya que Leli se estaba recuperando de su enfermedad. ''Hay muchas personas a las que les falta seres queridos y yo sé que eso por ser una persona conocida no es más importante que el dolor de los demás. Sin embargo, a veces, las cosas ocurren de una manera tan inesperada, tan dura, cómo puede haber ocurrido esto, cómo alguien que tú pensabas que estaba ya desde hace unos meses en el camino de la total recuperación y después de todas las pruebas se nos muere en tres días y eso es lo que tiene de especial, en una enfermedad que todos conocemos''.

Para la presentadora, su hermana pequeña era como una hija más para ella, debido a la diferencia de edad entre ambas.  Así lo señalaba: ''Yo la he sentido en muchos casos como una hija y a mis hijas me equivocaba y decía tu hermana… He compartido muchas cosas, la diferencia de edad no ha impedido que las tres hermanas hayamos compartido muchas cosas, que nos hayamos sentido a gusto, y que nos hayamos sentido iguales a pesar de ser yo la mayor, mucho más mayor. Siempre me he sentido con ellas con la misma juventud que en este caso tenían''.

Por último, para concluir con la llamada, María Teresa Campos quiso agradecer de nuevo el apoyo y cariño de su público y por supuesto, de sus compañeros: ''Gracias al público por su cariño, a los compañeros, a todos que me han mandado esos mensajes maravillosos''. Pero no terminó su llamada sin dar ánimos y fuerzas a su hija Terelu con las siguientes palabras: ''Qué te voy a decir querida hija, que cuando una cosa es así hay que superarla cuando haya pasado, no irla asumiendo poco a poco antes de que pase. Eso hace que haya momentos que uno se cree que no ha pasado nada, y otros que en verdad no se cree lo que ha pasado''.

Terelu, por su parte, decía: "Hoy no está siendo un día fácil. Entiendan que el lugar de Teresa no era esta tarde este plató, su lugar está en Málaga, haciendo algo tan triste y desolador como despedir a su hermana, a su hermana pequeña –decía Terelu en el espacio–. Me quedo con tu sonrisa, con tus abrazos y con aquella, añorable hoy, bondad".