Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa exhiben su amor al mundo entero

La pareja ha sido la sensación de Manhattan, donde ha acudido de la mano a la inauguración de una nueva tienda de Porcelanosa en Nueva York. Felices, orgullosos de su amor, posaban por primera vez y lo hacían en una fiesta con más de 700 invitados, entre ellos Nieves Álvarez, Irina Shayk, Richard Gere o Sarah Jessica Parker y periodistas de todos los países.

Lo más popular

Llegó el gran día. La noche de este miércoles 9 de septiembre, Isabel Preysler tenía una gran cita en Nueva York, donde se inauguraba la primera 'flagship stores' de Porcelanosa en Manhattan.

Isabel eligió este glamouroso escenario con más de 700 invitados y prensa de todos los países para mostrar ante todo el mundo su amor por Mario Vargas Llosa. La pareja se mostró muy enamorada, sin nada que ocultar, orgullosa de su relación, exhibiendo su amor.

Publicidad

Para la ocasión, Isabel eligió un maravilloso vestido del español Alfredo Villalba con más de 300 horas de elaboración, con cristal de Swarovski y encaje de guipur. Llevaba el pelo recogido en un moño.

Su estilista, Cristina Reyes, estilista también de las hijas de Isabel y de Margarita Vargas, ha colgado en su Instagram una imagen donde se puede ver con todo detalle el vestido:

Lo más popular

Isabel y Mario, que entraron por la alfombra roja cogidos de la mano, nunca han ocultado su relación; sin embargo, su primera foto oficial se ha hecho esperar desde que se descubrió su romance, a principios de junio.

Al parecer, la reina de corazones tenía especial ilusión de esperar a este evento para presentar oficialmente a su pareja, de la que se siente muy orgullosa.

La pareja estaba feliz en el acto celebrado en unas carpas que se montaron para la ocasión frente al edificio de Porcelanosa, de siete plantas y remodelado por Norman Foster, en la mítica Madison Square.

En él ambos participaron activamente ya que Isabel participó con un discurso, mitad en inglés y mitad en español, y también lo hizo el Premio Nobel, que cerró el turno de discursos emocionando a su pareja.

A la salida del acto regalaban un libro del escritor peruano, ''Travesuras de la niña mala''; una vela aromática y una reproducción en chocolate del recién estrenado edificio de Nueva York.

Tras la presentación oficial y con el comienzo del curso, Vargas Llosa tiene previsto estar meses este otoño dando clases en la Universidad de Princeton. Isabel podría viajar a menudo a Nueva Jersey.

Otros invitados a la fiesta

El evento, por todo lo alto, contó con más representación española ya que también acudieron Nuria González y Cayetano Rivera, que tuvieron el placer de flanquear a la bellísima Irina Shayk. 

Desde Irina hasta Richard Gere (que agradeció las ayudas humanitarias de Porcelanosa a sus organizaciones benéficas), pasando por Sarah Jessica Parker, fue una noche perfecta.

También estuvo presente Alfonso Díez, que guarda una gran amistad con la familia Colonques y que cumplió el sueño que anhelaba la duquesa de Alba. A ella le hubiese gustado ir; tras su fallecimiento, el pasado 20 de noviembre, su viudo le rindió su particular homenaje estando presente en la cena y acompañando a la familia Colonques en su gran noche de inauguración.

Nieves Álvarez, que acaba de terminar su primer verano separada del fotógrafo italiano Marco Severini, también estuvo en el acto. La modelo compartía en su Instagram su look: vestido de Elie Saab, joyas de Bvulgari y zapatos de Dsquared2.

Entre otros invitados, también se encontraban Carolina Herrera, José Bono, Chelsea Clinton y Arancha del Sol y su marido.

Todos ellos pudieron degustar un menú que consistía en jamón ibérico, sopa fría de tomate, langosta y ensalada de mango, "filet mignon" y mousse dechocolate (el favorito de Isabel Preysler), todo ello bañado convinos españoles. Además, actuó un grupo flamenco, 'El Porvenir', y hubo rumba.

La celebración podría haber costado tres millones de euros.