Elsa Pataky se despide muy triste de su abuela de 95 años

La actriz se ha despedido de su abuela Roza con unas emotivas palabras en las redes sociales. Este miércoles fallecía a los 95 años.

Lo más popular

La actriz Elsa Pataky ha sufrido un duro golpe en lo personal. Este miércoles se despedía para siempre de su abuela Roza, a quien estaba muy unida, aunque no ha pasado mucho tiempo con ella en los últimos años debido a que ha residido en Estados Unidos y ahora en Australia junto a su marido, el actor Chris Hemsworth y sus hijos.

"Ayer murió mi abuelita con 95 años y una salud de hierro casi hasta el final. Yo siempre la dije que no podía irse al otro mundo hasta que tuviese hijos y que ella pudiera conocerlos. Qué ilusión que pudo verlos a todos y disfrutar de ellos hasta el final de sus días. Allá donde estés estoy segura que cuidarás de ellos. Te vamos a echar mucho de menos Roza. Gracias por cuidar de mí siempre", ha escrito Elsa en su Instagram @elsapatakyconfidential, texto que acompaña con una tierna imagen de su abuela con uno de sus hijos, tomada este verano.

Publicidad

Pataky ha hablado en algunas ocasiones de su abuela, a quien estaba muy unida, como por ejemplo el pasado 26 de mayo, cuando publicó en su blog un post en el que hablaba de ella y de sus 'secretos' de salud, pues acababa de cumplir 95 años. La actriz de la saga 'Fast & Furious' titulaba el post 'El secreto de una vida larga y saludable' y en él contaba que "hace pocos días mi abuela ha cumplido 95 años. La felicité por Skype, cosa a lo que ella está ya muy acostumbrada, teniendo la familia nómada que tenemos. Pero, no ha cumplido 95 años de cualquier manera, sino sana, activa y con la mente muy despierta. Estamos hablando de calidad de vida...".

Lo más popular

Elsa explicaba algunos detalles muy significativos de su abuela, ya que contaba que "mi abuela Rosa, de allí el nombre de mi hija India Rose, nació en Transilvania y su vida no ha sido nada fácil, pasando por una guerra y sufriendo el régimen dictatorial de Ceausescu durante el cual la gente pasó hambre y muchas penurias... Cuando era pequeña, yo no la podía ver más que una vez cada dos años, porque no se les permitía salir del país con más frecuencia, pero recuerdo perfectamente su obsesivo cuidado de que no me faltara de nada...".

"Mi abuela no ha ido nunca a un gimnasio, ni ha dado ninguna clase de yoga, pero ha sido una mujer muy activa y, como los coches particulares eran un bien muy escaso, pues andaba kilómetros y kilómetros diariamente para ir a trabajar, comprar, llevar a sus hijas al colegio… Quiero decir que toda su vida hizo ejercicio con regularidad por lo que ahora no sólo sigue siendo una persona activa... Como apenas existían las importaciones, ni los cultivos artificiales en invernaderos, sólo comían frutas y verduras de temporada y de productores locales... Ella ha aplicado siempre el refrán 'desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo'... Estos son algunos de los 'secretos' que Elsa ha contado de su abuela para que ésta alcanzase con buena salud los casi cien años. Con mucho dolor, ha tenido ahora que despedirse de ella para siempre.