Iker Casillas demanda a Bankia por la pérdida de 480.000 euros en acciones

Iker Casillas ha demandado a la entidad financiera Bankia tras perder 480.000 euros en acciones. El exmadridista invirtió esta cantidad de dinero a su nombre y al nombre de su sociedad y ahora el precio y valor de las acciones se han depreciado. Ha emprendido acciones legales porque la entidad no informó a los inversores del estado de su contabilidad, pues se presentó una información falsa.

Iker Casillas ha emprendido acciones legales contra Bankia tras perder 480.000 euros debido a la depreciación de las acciones de tal entidad financiera. El portero exmadridista invirtió 240.000 euros a su nombre y la misma cantidad a nombre de su sociedad y lo hizo dejándose llevar y asesorar por todos aquellos que confiaban en esa ''segura'' inversión allá por el año 2011, según El Confidencial. En este año Bankia salió a Bolsa y muchos son los que han perdido parte de su dinero por la falta de transparencia de la entidad.

Publicidad

El futbolista, que no ha querido hacer ningún tipo de declaración, ya ha interpuesto dos demandas y tanto él como sus abogados están a la espera de que sean admitidas a trámite. Ahora, el precio de las acciones que Iker compró en el año 2011 es de 1.395 euros. El problema es que cuando éste y otros miles de afectados decidieron invertir en Bankia, la información que había sobre la contabilidad de la entidad era falsa, no se le dijo la verdad a todos aquellos que apostaron por ella.

Lo más popular

De hecho, tan sólo un año después, en 2012, Bankia fue intervenida por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria y ahí comenzaron las malas noticias para todos los accionistas.

Iker Casillas y Sara Carbonero, a pesar de este mal trago, están más felices que nunca con su nueva vida en Oporto. Ambos se han adaptado a la perfección ante este gran cambio y se han integrado muy bien entre los jugadores de su nuevo equipo y las familias de éstos. La presentadora deportiva no duda en apoyar a su pareja día tras día, por ello suele ser habitual verle en las gradas cada vez que juega Iker.