Penélope, Bardem y hasta la reina Letizia, las sorpresas del concierto de U2

Entre los miles de fans que no se perdieron la actuación en directo de Bono, The Edge, Adam Clayton y Larry Mullen, se encontraban la reina Letizia y dos de los actores más internacionales del panorama nacional, Penélope Cruz y Javier Bardem.

La mítica banda irlandesa U2 ofrecía en la noche de este sábado 10 de octubre el último de sus cuatro conciertos en Barcelona, un evento que no se quisieron perder Penélope Cruz y Javier Bardem, que se ''disfrazaron'' para escuchar el último disco de la banda 'Songs of Innocence'.

La pareja se subió al escenario vestida de esta manera tan singular dejando sin palabras a todos los presentes, que además de la buena música de U2 pudieron disfrutar en el Palau Sant Jordi de dos buenos actores españoles como son Penélope Cruz y Javier Bardem. Ha sido el propio grupo irlandés el que ha subido a su cuenta de Instagram esta fotografía de Penélope Cruz, con peluca rubia y vestida de conejita, y de Javier Bardem, con un sombrero azul y bufanda de boa con plumas en color azul klein. ''Invitados misteriosos esta noche'', se podía leer junto a esta imagen.

Publicidad

Esta misma semana, la actriz española presentaba en Madrid el primer documental que dirigirá para la Fundación Uno Entre Cien Mil, dedicado a niños con leucemia y que antes tenía como embajador al piloto de Fórmula 1 Fernando Alonso. El rodaje ya ha comenzado y aunque aún no tienen claro cuántas historias contará, ni cuándo lo terminará, se espera que se estrene en diciembre; lo principal de este documental es recaudar fondos para la investigación de esta terrible enfermedad. Esta no es la primera vez que Cruz se pone detrás de las cámaras, ya dirigió a Irina Shayk y Jon Kortajarena en un corto de moda.

Lo más popular

La Reina, con unas amigas 

Pero Pe y Javier no fueron la única sorpresa de la noche. Los asistentes al concierto compartieron música con la mismísima reina Letizia, que recién llegada de un acto en solitario en Alemania acudió a disfrutar de U2 con unas amigas, según La Vanguardia.

Por su parte, el Rey aprovechó en Madrid para ir al cine a los Renoir, donde vio 'Lejos de los hombres', una película de Viggo Mortesen, que se encontraba en la sala para un coloquio y con quien don Felipe charló.