Gloria Camila apoya a Isa: los adoptados tienen derecho a no conocer a sus padres biológicos

La aparición en escena de la madre biológica de Chabelita ha traído a debate público el derecho de los hijos adoptados a no conocer a su familia original. La ley ampara a estas personas a no conocer el origen de sus padres biológicos, además de prohibir hacer público el origen de la adopción, salvo que los adoptados quieran conocer a sus progenitores.

Lo más popular

Años más tarde de haber tomado la decisión de dar en adopción a sus hijos, muchos padres se adentran en la tarea de buscar a esos hijos, pero no siempre éstos comparten su idea y mucho menos quieren que el origen de sus padres biológicos se haga público.

El último caso de padres biológicos que buscan a sus hijos ha sido el de Roxana Luque, la supuesta madre biológica de Chabelita Pantoja. Después de guardar el secreto durante casi 20 años, esta mujer, de 43 años, reclama ahora tener contacto con su hija, a la que hace casi dos décadas Isabel Pantoja adoptó en Perú cuando tenía tan sólo cuatro meses.

Publicidad

Su aparición en escena ha abierto el debate público y ético sobre la actuación de Roxana y otros padres biológicos. Las normas que regulan la protección de la infancia y las adopciones internacionales en España son muy claras y sólo reconocen el derecho a conocer a los padres a los hijos; es decir, a las personas que en su momento fueron adoptadas, no a los padres. Es más, la ley reconoce que la intimidad de los hijos adoptados no puede ser violada por nadie, incluyendo a sus familias adoptiva y biológica.

Lo más popular

Cuando unos padres deciden dar en adopción a su hijo acaban con todo vínculo jurídico con la familia biológica anterior, salvo que sean ellos los que quieran conocer sus orígenes.

El caso de Roxana Luque no es aislado, son muchos los padres que deciden buscar a sus hijos, tarea que ha tenido fácil Roxana ya que desde un primer momento supo en qué familia estaba; sin embargo, este encuentro sólo se debe producir si la persona adoptada quiere.

La joven y su hermano José Fernando fueron adoptados en 2009 en Colombia por Rocío Jurado y José Ortega Cano, cuando tenían seis y tres años respectivamente.