Alejandro Sanz y Cristina Tárrega, involucrados en una presunta estafa

El hermano de Joaquín Torres, el arquitecto de los famosos, está bajo investigación judicial, tras ser acusado por una presunta estafa que habría hecho a muchos rostros conocidos, como Alejandro Sanz, Cristina Tárrega, Fernando Hierro y Carlos Sainz.

Lo más popular

Quince personas están afectadas por una presunta estafa que habría sido realizada por Julio y Maite Torres, hermanos del arquitecto Joaquín Torres. Nombres muy reconocidos en nuestro país como el de Alejandro Sanz, Cristina Tárrega, Carlos Sainz y el exfutbolista Fernando Hierro están entre la lista de perjudicados, según informa LOC.  

Al parecer, estos ‘vips’ apostaron por convertirse en socios inversores de la empresa energética New Meloil, el pasado 29 de julio de 2010. Cada uno llegó a desembolsar una notoria cantidad que ronda los 500.000 euros, todo ante notario y en concepto de ampliación de capital. Se trataba de una inversión realizada mediante sus propias empresas, con el objetivo de entrar en el proyecto de construcción de una planta de biodiésel en Cuenca. La cifra ascendía a los 7,3 millones de euros, según consta en el sumario del procedimiento abierto en el Juzgado de Instrucción número 4 de Madrid.

Publicidad

El magistrado que lleva el caso es Marcelino Sexmero, quien investiga presuntos delitos de estafa, apropiación indebida y administración desleal por parte de los hermanos Torres.

La instrucción judicial está investigando si Julio Torres captó inversores para construir la planta y desvió los fondos a empresas familiares, pues han pasado cinco años desde que recibió esas cantidades tan elevadas de dinero y la planta “está abandonada y sin terminar”. Asimismo, no consta en ningún documento que la maquinaria fuese adquirida, al menos eso refleja la querella presentada por uno de los afectados.

Lo más popular

De igual manera, están bajo investigación cinco sociedades de la familia Torres: Biocombustible Melo, Hispania Melo, Legoriza, Residuos y Refinados y New Meloil.

Las palabras de Julio Torres

Julio Torres ha enviado en distintas ocasiones correos electrónicos para justificar la tardanza, respecto a la finalización del proyecto, intentando alargar la fecha prevista.

“Aunque nos gusta ganar dinero, lo que nos gusta más es ganarlo con los amigos. Vamos, que no queremos ser los más ricos del cementerio, sino pasarlo lo mejor posible con la gente que está a nuestro alrededor”, así se dirigía en 2010 a uno de los afectados el hermano de Joaquín Torres.

Un año después aseguró que “el proyecto Kurata sigue avanzando a gran velocidad”. En 2011 remitía otro correo afirmando que esperaba que la planta estuviera terminada en septiembre, tal y como tenían previsto.

Julio mandó varios correos similares a estos, pero lo único que veían los afectados era que ninguna de sus palabras se cumplía.

El perito, que ha visitado las instalaciones, informó que “no había ningún trabajador”, únicamente el guardia de seguridad. María Dolores de Cospedal y José Manuel Soria también se desplazaron hasta la zona el pasado 21 de abril.

Julio Torres habría conseguido obtener una cifra que asciende a los 27,4 millones de euros -7,3 millones de sus inversores, 15 por parte de Hispania Melo y 5 millones del Estado- pero la cantidad no se habría invertido en la realización del proyecto ‘Kurata’. El investigado llegó a reconocer que los costes se habían incrementado y advirtió que es un “negocio rentable, pero tiene sus riesgos”.