¿Se ha arrepentido de verdad Isabel Pantoja?

La aparición de la carta de arrepentimiento de Isabel Pantoja ha llegado con muchos interrogantes. Primero su abogado dijo que se había extraviado, luego que no... Ahora hemos conocido que los peritos psicólogos de la prisión donde la cantante cumple condena habrían informado de que no les parece que el arrepentimiento de la tonadillera sea real.

Lo más popular

A Isabel Pantoja siempre se le ha achacado que no mostraba arrepentimiento ni pedía perdón por los delitos de blanqueo continuado que la llevaron a la cárcel el 21 de noviembre de 2014. Se dijo que estaba dispuesta a ello y que ya lo había hecho coincidiendo con su ingreso en prisión. Nunca se supo nada de aquella carta.

Sin embargo, ha sido hace unos días cuando aparecía la misiva, fechada el 28 de noviembre de 2014, donde la tonadillera muestra su arrepentimiento. Casualmente, esta situación se producía cuando disfrutaba de un nuevo permiso que coincidía con uno de sus peores momentos al haberse dado a conocer la madre biológica de su hija Chabelita.

Publicidad

La aparición de la carta ha levantando muchas incógnitas, en parte por las contradicciones en las que ha incurrido el abogado de Pantoja, Carlos Esteban Romero. Si en un primer momento el letrado aseguró que se había perdido en el juzgado y señalaba que iba a pedir explicaciones por ello, días después la propia defensa de Pantoja lo desmentía todo señalando que el documento no se había perdido. Todo creaba, pues, una gran confusión a este respecto.

Lo más popular

Lo cierto es que el escrito permaneció 'oculto' hasta que la artista cambió de abogado y cogía su defensa Carlos Esteban. No se sabe el por qué pero esa carta permaneció muchos meses 'perdida' y no fue hasta el pasado mes de abril cuando éste tuvo acceso físicamente al documento.

Según se ha comentado en El Programa de Ana Rosa, es cierto que la carta se presentó el pasado 28 de noviembre a las autoridades pertinentes, lo que provocó el inicio de un trámite habitual en estos casos: los peritos psicólogos de la prisión realizaron a Isabel Pantoja un informe para ver si el arrepentimiento mostrado en la carta era verdadero o no y lo presentaron al juez para que lo utilizase posteriormente al dictaminar si se otorgaba a la cantante el tercer grado o no.

Según argumenta el juez en el quinto punto del auto de de clasificación del tercer grado solicitado por Isabel Pantoja, a tenor de lo expuesto por los peritos, no parece que el arrepentimiento de la cantante tenga el peso que ha tenido en otras ocasiones con otros presos que solicitan este beneficio penitenciario. Lo explica amparándose en criterios de la Fiscalía, señalando que se dan dos factores negativos que impiden la clasificación del tercer grado: "No es lo mismo arrepentirse del delito cometido en el pesar por haber tenido que ingresar en la cárcel"... y "no es lo mismo la coincidencia del daño social extremo que conlleva la corrupción que subyace al delito cometido que la del perjuicio personal que conlleva el ingreso en prisión, como indica el informe psicológico de la interna y que manifiesta la conciencia de haber sido víctima de lo que realmente ella no ha participado".

La carta de arrepentimiento
Isabel Pantoja, que ha regresado a prisión tras disfrutar de su tercer permiso, firmaba de su puño y letra esta carta en la que se arrepentía de la situación que la ha llevado a prisión. “Consciente de ser un personaje público que ha debido ser modelo de conducta, lamento mi comportamiento, con la intención de que el pago de la multa impuesta y mi privación de libertad sirva para subsanar el mal general que se ha derivado de mi proceder ilícito”, señalaba.

La carta estaba fechada en Alcalá de Guadaíra. Lo que no tiene la misiva es ningún sello oficial o la marca de registro.