Arantxa Sánchez Vicario pierde el juicio contra sus padres

La tenista ha perdido el juicio contra sus padres y ha sido condenada a pagar las costas del proceso judicial que inició contra ellos y su exasesores por haberla dejado en 'la banca rota'.

Lo más popular

Arantxa Sánchez Vicario ha perdido el juicio contra sus padres ante el Tribunal de Corts en Andorra. La sentencia condena a la tenista a pagar las costas del proceso que ha generado la denuncia contra sus padres; el exabogado de la familia, Bonaventura Castellanos, y el economista Francisco de Paula Oro por robarle más de 16 millones de euros. Según manifestó en su momento la tenista, estas personas la habían dejado ''en la ruina''  y pedía que se le devolviese el dinero que presuntamente le habían estafado. 

Publicidad

Arantxa Sánchez Vicario, ahora casi en la ruina, aseguraba que había ganado 45 millones y que sus padres, Marisa Vicario Rubio y Emilio Sánchez, el abogado de la familia y su asesor financiero le habían robado todo ese dinero. La opinión del juez dista mucho de lo que la tenista denunciaba; al parecer Arantxa no ha logrado reunir las pruebas suficientes para avalar su denuncia y las pruebas presentadas, en vez de perjudicarlas, tenían el objetivo de preservar su fortuna y no de quitársela, como ella denunciaba.

Lo más popular

No es la primera vez que Arantxa se enfrenta con sus padres en los juzgados, pues la tenista, de 42 años, presentó en 2010 otra demanda en Barcelona que finalmente acabó resolviendo amistosamente. Todo este enfrentamiento familiar que mantiene la tenista con su familia fue desvelado por ella misma en 2012, en la presentación de su libro '¡Vamos!: memorias de una lucha, una vida y una mujer', donde entre lágrimas aseguró públicamente que sus padres le habían estafado.