Afectados por la publicación de sus móviles y direcciones

¿Qué puede unir a Belén Esteban, Mario Vaquerizo, Tamara Falcó, María José Campanario o María Teresa Campos? Todos ellos están entre los más de 80 afectados por la difusión en Internet de sus móviles y ahora de sus direcciones físicas y DNI's.

Muchos de nuestros famosos, casi un centenar, están que trinan y no es de extrañar después de que este martes 27 de noviembre se difundiesen sus teléfonos móviles por Internet. Entre ellos están desde Belén Esteban y María José Campanario hasta Ana Obregón y Alessandro Lequio, pasando por Joaquín Prat, Tamara Falcó, José Ortega Cano o Concha Velasco. Algunos han decidido anular su número, como el periodista Tomás Roncero, que en 20 minutos recibió 812 llamadas; otros, como María Teresa Campos, ha sufrido una crisis de ansiedad por tener 400 llamadas en menos de 24 horas y otros han decidido mantenerlos y esperar a que pase el chaparrón. 

Publicidad

Los teléfonos se consiguieron después de ''hackear'' el móvil del periodista Pipi Estrada, que tuvo un rifi rafe con otra persona en Twitter. Nada más conocerse la ''pesada broma'' muchos de los afectados pusieron una denuncia en comisaría.

Poco después de esta publicación, una página web canadiense ha colgado las direcciones y hasta DNI's de muchos de estos famosos. La policía investiga ahora si detrás de estos dos sucesos están las mismas personas y hasta dónde ha llegado el delito porque, al parecer, los móviles de las víctimas han sido hackeados y podrían acceder a las imágenes y datos que tengan en su interior.