Manuel Díaz: "Solo tengo compasión hacia mi padre"

El torero ha decidido poner una demanda de paternidad contra su padre, Manuel Benítez, quien nunca ha querido saber nada de él y ha rechazado los múltiples intentos de Manuel por acercarse. Las últimas declaraciones del torero han dejado claro que no es una situación cómoda para él, que no ha querido hacer daño a su padre y que le guste o no es su hijo.

Lo más popular

Manuel Díaz, 'El Cordobés', ha vuelto a hablar sobre la situación tan tensa que vive con su padre. En esta ocasión el diestro ha hecho las declaraciones en la rueda de prensa que ha dado para presentar su corrida del próximo 12 de marzo en Morón de la Frontera. Manuel ha afirmado que fue muy doloroso ver cómo su padre huía de las cámaras mientras le preguntaban por la demanda de paternidad. "Estos días vi en Internet a un hombre, al cual le tengo mucho respeto, en un parque que estaba solo, triste y asustado y me recordó a cuando yo tenía 19 o 20 años y también estaba solo, triste y asustado. En ese momento en el que vi a Manuel Benítez El Cordobés huyendo desquiciado por el parque yo me sentí mal y me habría gustado salir de detrás de uno de los árboles para abrazarle en ese instante". El torero siempre ha anhelado tener una relación padre-hijo con su progenitor, Manuel Benítez, 'El Cordobés'. Su padre nunca le aceptó como hijo y Manuel siempre ha sufrido por este rechazo. Ahora ha tomado cartas en el asunto y, según la revista Hola, ha interpuesto una demanda de paternidad.

Publicidad

En su charla con los medios, Manuel también ha querido dejar claro que no ha querido hacer daño "ese hombre ni a su familia". Respecto a la herencia, el diestro ha sido claro: "Ha habido una cosa que me ha hecho mucho daño que es que ha blindado su herencia, unos bienes y unas propiedades como si a mí me hiciera falta. Yo lo que blindo es amor y sentimientos porque yo a mis herederos lo que quiero dejarles es eso". Para 'El Cordobés' ya no hay vuelta atrás: "Quiera Manuel Benítez o no quiera, yo soy su hijo".

Lo más popular

Manuel, bajo la atenta mirada de su mujer, ha confesado que "no es fácil lo que estoy viviendo, yo también he estado muy solo, pero tengo compasión hacia ese hombre, no quiero hacerle daño ni a él ni a su familia".

 Manuel confesó días atrás que le había costado mucho tomar la decisión de llegar a estos límites pero ''siento un gran vacío y no quiere morirme con él. Necesito cerrar este círculo y dejar de ser un ''presunto'' o un ''supuesto'' toda mi vida'', ha dicho. El joven diestro entiende que es una pena que sea un juez el que dicte cuáles son sus raíces y, aunque sabe que El Cordobés padre ha recurrido, está casi convencido de que la Justicia le dará la razón. Ha presentado unas pruebas de ADN que se compararon con la suya ''y el resultado es que, en un 99,99 por 100 de probabilidades, soy hijo de ese señor''.

El joven diestro, que cuenta con Virginia Troconis, como un gran apoyo, negó que quisiera demostrar quién es su padre por un tema económico: ''¿Que si hago todo esto por la herencia? Se puede pensar cualquier cosa, pero si fuera así, lo hubiera hecho antes, cuando estaba en la ruina y pasando penurias''. Aseguró que con un simple reconocimiento, en un encuentro privado, de que era su padre le habría valido, pero ese momento nunca ha llegado.

Ahora, a sus 47 años, ha tomado la decisión de interponer la demanda. ¿Por qué ha tardado tanto en tomar la decisión? El propio diestro lo ha explicó: ''Mis hijos son, desde luego, la razón que me ha llevado a esto. Cuando eran pequeños y me preguntaban '¿por qué no viene el abuelo?', les contestaba: 'Está toreando en China'. Pero ahora son mayores y no les puedo mentir. La gota que ha colmado el vaso se produjo el otro día, cuando entrevistaban a Benítez en televisión y, al preguntarle por mí, se apartó como si fuera el demonio. '¿Por qué tu padre no quiere hablar de ti?', me dijeron mis hijos. Fue muy fuerte'', declaró en Hola.

Publicidad

El joven diestro se refería a unas imágenes grabadas a principios del pasado mes de diciembre, cuando El Cordobés padre recibió Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes en Sevilla. Manuel Díaz había hablado recientemente de su padre días antes en el programa de Bertín Osborne y al preguntarle al torero veterano por la aparición televisiva de su hijo, éste respondió muy enfadado: ''Qué barbaridad, qué desagradables sois. Sois mala gente. No tenéis educación'', decía mientras huía de la prensa, momento al que pertenece esta imagen.

Lo más popular

Precisamente fue durante la visita de Bertín a su casa en el programa 'En la tuya o en la mía' cuando se conoció la historia de amor de la madre de 'El Cordobés' y su padre. Así lo contaba Manuel: "Mi madre se fue con 16 años a trabajar a Madrid a una casa y en esa casa conoció a mi padre. Al principio le parecía muy feo, pero algo tenía y le hizo tilín. Era un hombre con mucho poder y comenzaron a salir. A mi abuelo nunca le hizo gracia su relación y cuando mi madre llegó embarazada...".

Manuel se hizo torero por su padre, para estar más cerca de él, "encontrarme en algún tendero, en alguna plaza, coincidir con él...", confesaba a Bertín. Sin embargo, después de tantos años y tantos intentos daba por perdida la posibilidad de mantener contacto con él. Tantos fueron los esfuerzos de Manuel por conocer a su padre, que en 1986 saltó en Las Ventas como un espontáneo más para poder estar de cerca con su padre, momento en el que la policía lo cogió: "Me comí el bocadillo del policía cuando me sacaron de la plaza", contaba el diestro en el programa de Bertín.

Manuel ha sacado fuerzas de flaqueza y con 47 años ha decidido llevar este asunto a los tribunales. Él mismo subía este miércoles esta foto a su Instagram hablando de su nueva decisión: ''Hoy comienza una nueva etapa en mi vida. Todos tenemos derecho a conocer y que se nos reconozca nuestra identidad...''. El diestro se ha escapado unos días a Portugal, a la finca de unos amigos, tras hacer pública su actual postura.