Nuevos datos del bautizo de Ana Rivera: Pantoja le cantó nanas y Kiko se quedó blanco

Ya se ha publicado casi todo del bautizo de Ana Rivera Pantoja pero todavía quedan cosas por contar, ¡y las sabemos!

Lo más popular

Hace ya cinco días que Kiko Rivera bautizó a su hija pequeña, Ana, y poco a poco vamos sacando a la luz todo lo que sucedió en el último gran evento del 'clan Rivera'. Tras mostrar todas las imágenes de la ceremonia celebrada en La Real Iglesia de Santa Ana de Sevilla, DIEZ MINUTOS ha podido saber otros muchos datos, como que el evento fue un auténtico 'fiestón' que se alargó hasta casi las 2 de la madrugada.

Publicidad

Estuvimos bailando hasta altas horas como si fuera un fiestón”, cuenta en exclusiva para esta revista uno de los asistentes. Esos horarios son más propios de una boda que de un bautizo pero Kiko quiso estar pendiente de todos sus invitados hasta el último momento.

“Fue un magnífico anfitrión” nos explica otra de las invitadas: "Kiko estuvo pendiente de todo y no dejó que Irene se encargara de nada", asegura. Tanto es así que el hijo de Isabel Pantoja tuvo una bajada de tensión, fruto de la intensidad del momento. "Estaba blanco", nos comentan.

Lo más popular

Quien sí estuvo en el bautizo como anunciamos -en el convite- pero no se dejó fotografiar, fue Isabel Pantoja. Un testigo ha explicado a esta revista que la imagen de verla cantando nanas a su nieta Ana fue "absolutamente entrañable".

La tonadillera estuvo sentada en una de las dos mesas habilitadas para la gente mayor, algo separadas del resto donde se celebraba el sarao en un apartado. Isabel se pasó un buen rato mirando a la pequeña y canturreándole canciones de cuna al oído. "No se separó de ella ni un instante y la tuvo siempre en su regazo", asegura una de las invitadas.

Testigo de ese momento, nuestra 'confidente' explica que la cantante “estaba absorta y no se relacionó con prácticamente nadie de entre los invitados al bautizo de su nieta pequeña. Cuando oscureció y se trasladó a los invitados al interior de la sala, Isabel ya no se dejó ver. "Se escondió”, comentan. Y ya no se le volvió a ver.