Rafael del Pino y Astrid Gil-Casares: un divorcio multimillonario

Rafael del Pino, dueño de la segunda mayor fortuna de España, y Astrid Gil-Casares se separan tras diez años de matrimonio. Su divorcio está en boca de todos ya que el patrimonio que deberán repartir puede marcar un récord.

Lo más popular

Rafael del Pino, presidente de Ferrovial, y Astrid Gil-Casares han puesto fin a su matrimonio tras diez años de relación. Se trata de uns divorcio multimillonario, ya que el patrimonio del empresario está valorado en 8.600 millones de euros.

El segundo hombre más rico según la revista 'Forbes' y su mujer tendrían fuertes desavenencias que han hecho imposible el continuar con su relación. Fuentes cercanas a la pareja afirman que ya han presentado una demanda de divorcio en el juzgado madrileño situado en la Calle Francisco Gervás.

Publicidad

Al parecer, su relación estaba muy deteriorada y tras varios intentos de reconciliación a lo largo de este año, han decidido que lo mejor para sus hijas es separar sus caminos. Algunos medios ya señalaban que Astrid, hija del ingeniero naval Santiago Gil-Casares, ya ha abandonado el domicilio conyugal pero sus abogados se han encargado de desmentirlo mediante un comunicado: "Doña Astrid Gil-Casares, esposa de Don Rafael del Pino, continúa residiendo en compañía de sus hijas, en el domicilio familiar situado en El Viso (Madrid) y jamás ha abandonado para residir ni en casa de su madre ni en ningún otro lugar'', señala el documento.

Lo más popular

La que hasta ahora era mujer del acaudalado empresario también ha pedido públicamente que se respete su situación, ya que ambos siempre han sido muy discretos con su vida privada: ''La Sra. Gil-Casares desea que se respete la intimidad de su familia, de sus hijas y la suya propia en estos difíciles momentos que atraviesa, continuando con la misma discreción que ha mantenido durante todos los años de su relación y matrimonio con el Sr. Del Pino, correspondiendo en este momento a los tribunales competentes dilucidar sobre sus desavenencias matrimoniales''.

La pareja contrajo matrimonio el 10 de junio de 2006 en la Iglesia de la Asunción (Chinchón) y contaron con invitados de renombre como Isabel Preysler, Miguel Boyer o Eugenia Martínez de Irujo. Durante estos diez años de matrimonio han tenido tres hijas, a las cuales quieren proteger de todo el revuelo formado a raíz de su separación.

Rafael del Pino estuvo casado anteriormente con Cristina Fernández Fontecha y Torres, pero enviudó en el 2001 y él mismo se encargó del cuidado y educación de sus tres hijos: Rafael, Ignacio y Juan. Sin duda, la pareja se enfrenta ahora a un proceso de separación que vendrá marcado por el elevado patrimonio con el que cuenta la familia.