Isabel Pantoja sale por primera vez de Cantora

La tonadillera, que logró la libertad condicional el 2 de marzo y decían que estaba destrozada, salió, por primera vez de su finca la noche de San Juan. Os traemos las FOTOS EXCLUSIVAS de su primera salida de Cantora. La arroparon su hermano, Agustín, su hijo Kiko y su nuera, Irene. Sólo faltaba Chabelita.

Lo más popular

Dicen que está destrozada y que vive una situación límite. Según afirmaron María Patiño y Gema López en 'Sálvame', la tonadillera no se relaciona con nadie: "No quiere hacerlo. Ni su círculo más íntimo puede acercarse. Esta situación y la retirada del pasaporte está alargando su reaparición". Sin embargo, parece que Isabel sí sale de vez en cuando de Cantora, como confirman estas imágenes, exclusivas, del pasado 23 de junio.

Publicidad

En ellas se puede ver a Isabel Pantoja disfrutando de la noche sevillana, por primera vez desde que abandonara la cárcel el pasado 2 de marzo, tras obtener la libertad condicional. No estaba sola. La acompañaban su hermano, Agustín, su hijo, Kiko, y su futura nuera, Irene Rosales, a las que vemos juntas por primera vez. Los cuatro disfrutaron de una agradable cena en familia. La cantante, con gafas de sol, aún siendo de noche, caminaba de la mano de su hermano.

Lo más popular

Eligieron el restaurante 'El traga', una taberna sevillana con amplia tradición culinaria y muy transitada por famosos. Estuvieron en ella hasta que cerró, bien entrada la madrugada. Y a buen seguro hablaron de la boda de la pareja, el 7 de octubre, en la que Isabel será madrina. Cuando terminaron la cena, Kiko acompañó a su madre al coche y se despidió de ella con un fuerte beso

Sólo faltaron Chabelita y Alejandro, que estaban de vacaciones en Cancún, y cuya relación con Isabel y 'el tito' no es muy cercana. Todo lo contrario que Irene y Kiko, que van a menudo a Cantora. Ellos y su sobrina, Anabel, son los únicos que tienen vía libre para entrar en la finca. La ausencia de su hija no fue motivo para que la tonadillera se mostrara feliz y relajada. Es la primera vez que vemos sonreír a Isabel desde que salió de prisión.