Alba Carrillo: "Feliciano es el hombre al que más he querido en el mundo"

​La modelo está protagonizando el divorcio más mediático de los últimos años. En su estreno como presentadora, Alba abrió su corazón a sus compañeras de 'Hable con ellas' para explicar qué ha pasado realmente en su fracaso matrimonial.

Lo más popular

Alba vivió una noche intensa en su debut como presentadora repasando su relación y su ruptura con Feliciano López. La modelo se derrumbó al enfrentarse a las imágenes de su romance. Además, justo se cumplía un año de su boda con el tenista, celebrada en el Alcázar de Toledo. Hizo de tripas corazón y comenzó a dar su versión de los hechos. Aseguró que ambos se casaron enamorados y que Feliciano ha intentado hacerlo bien pero tiene unos hábitos y "no supo entender las renuncias que implica estar casado".

Publicidad

Para tratar el tema, las cinco presentadores se pusieron cómodas, se sentaron en la cama y organizar una "pijama party", aunque de fiesta tuvo poco. Alba, ante la antena mirada de sus compañeras, dijo que ya no estaba enamorada porque le había hecho mucho daño.

Lo más popular

Según la modelo, las piezas del puzzle van apareciendo y todo le empieza a cuadrar. En mayo, durante la celebración del torneo Open de tenis de Madrid, la pareja tuvo una discusión. Justo en ese momento, la madre de Alba fue intervenida y Feliciano solo acudió al hospital "a hacer la ronda". Si bien es cierto que su relación no vivía su mejor momento, fueron las fotos de Miami el punto de inflexión. A Alba no le duele la infidelidad, le duele ver esas imágenes tan desagradables de su marido con otra mujer. Conocía su pasado pero "pensé que quería cambiar, formar una familia".

El buen ambiente reinante se enturbió con este tema. Alba dijo que él es el que ha sido infiel pero que no pasaría si no hubiese señoritas que le ayudasen, "es una cuestión de valores". Ante este comentario, sus compañeras se echaron las manos a la cabeza y fue Sandra Barneda la que dijo tajante: "Él es el que está casado y la ha cagado".

La presentadora novata no esperaba esto de su marido y confiesa que para ella "es una traición". Cuando llegó a la final de Roland Garros, le llamó para decirle que iba a Paris a acompañarle pero el tenista le dio una mala contestación y le dijo que no fuera.

El momento que tanto temía Alba llegó cuando Feliciano regresó de Francia. A las 10 de la mañana llegó a su casa, fueron al porche y él, muy frío y distante, le dijo que ya no quería seguir con la relación. "Como su fuera una relación de verano", confesó Alba incrédula. La modelo se quedó en shock porque no se lo podía creer. "Sentía miedo a que me estuviera dejando" porque "teníamos mil planes por hacer". Alba no sospechaba nada a pesar de los problemas. Tenía miedo pero "siempre piensas que hay solución".

Los problemas en su matrimonio venían de antes. Al parecer, y según Alba, la familia de Feliciano es excesivamente controladora e intrusiva. Sus padres iban a su casa a cualquier hora, le abrían los armarios… Sin embargo, asegura que "a sus padres les he querido muchísimo, a su hermano no".

Uno de los momentos más emotivos fue cuando trataron el tema de su hijo Lucas. Alba no pudo contener las lágrimas y con la voz entrecortada dijo que como madre se siente muy culpable: "Me duele que mis errores los pague él".

El pequeño, de cuatro años y medio, es fruto de su relación con Fonsi Nieto, y estaba muy unido al tenista. Alba está eternamente agradecida a su expareja y a su novia por lo mucho que le han ayudado en estos duros momentos. "No tengo vida para agradecerles… Han estado al quite cuando no podía ni levantarme de la cama".

La modelo también tuvo que hacer frente a los que la critican por considerarla una cazafamosos. "Lo que no sabe la gente que son ellos los que me conquistaron a mí", dijo. Y haciendo gala de mujer fuerte y decidida, aseguró que ha tenido mucha suerte en el amor porque ama intensamente.

Ni el dolor, ni las lágrimas han hecho que Alba pierda la sonrisa porque "cuando se cierra una puerta se abre una ventana" y esa ventana son sus compañeras y su nuevo trabajo.

"Feliciano es el hombre al que más he querido en el mundo", confesó Alba entre lágrimas. Y aunque no han vuelto a hablar, aún le queda una pregunta por hacerle: "¿Por qué si nos hemos querido tanto hemos acabado tan mal?"