Rocío Crusset rompe con su novio, el hijo de José Manuel Soto

​La hija de Mariló Montero está centrada en su carrera como modelo y se refugia en su hermano, el verdadero hombre de su vida.

Lo más popular

Rocío Herrera 'Crusset' (22), la hija de Mariló Montero y Carlos Herrera, está totalmente centrada en su carrera como modelo. La joven, que está ultimando sus vacaciones en familia, tiene que marcharse de nuevo al extranjero, donde está cosechando sus primeros éxitos profesionales. Su apretada agenda y la distancia parecen ser los principales motivos por los que Crusset ha decidido poner fin a la relación con su novio Jaime Soto, el hijo del cantante José Manuel Soto. 

Publicidad

No obstante, los jóvenes mantienen una ''magnífica relación'' y puede que el tiempo lo cure todo y pronto vuelvan a retomar su noviazgo. ''Mi relación con Jaime es magnífica y no hay nada en concreto, no es nuestro momento pero nos queremos mucho y ya se verá que pasa'', ha confirmado la modelo a la revista 'Hola'. 

Al conocerse la noticia de la ruptura, saltaron todas las alarmas que han relacionado a Rocío con el top internacional Juan Betancourt, cubano de 24 años, que ha sido imagen de Tom Ford, Benetton, Tommy Hilfiger e Intimissimi. Sin embargo, Rocío ha asegurado que esa información es ''totalmente falsa''. Asimismo, la hija de Mariló ha aclarado que son buenos amigos y compañeros de trabajo. 

Lo más popular

La modelo se ha refugiado en su hermano durante sus vacaciones, ''el verdadero hombre de su vida'' que, a pesar, de la situación siempre consigue sacarle una sonrisa. Para demostrarle su agradecimiento, Rocío le dedicó una bonita felicitación por su cumpleaños en las redes sociales: ''Felicidades @alberto.herreram, el hombre de mi vida, mi hermano, mi mejor amigo, mi todo. Soy afortunada por tenerte. Gracias por ser la mejor persona que conozco y por enseñarme tanto. Te quiero más que a mi vida''.

Además de Rocío, su hermano Alberto mantiene una gran amistad con Jaime Soto. De hecho, hace dos semanas compartieron risas, cervezas y una fotografía juntos en sus respectivos perfiles de Instagram, en la que se siguen llamando ''cuñis''. ¿Volverán a serlo oficialmente? Solo el tiempo lo dirá.