Ona Carbonell: "Mi lema es: carpe diem"

​La nadadora catalana, preparada para los Juegos Olímpicos de Río, donde junto a Gemma Mengual lucharán por el oro, nos cuenta cómo ha sido su rutina durante estos últimos meses y como su chico y su familia le apoyan en esta andadura profesional. El 14 de agosto será su día y no nos cabe duda de que conseguirá su objetivo.

Lo más popular

Los Juegos Olímpicos han empezado este viernes. Pero Ona tendrá que esperar hasta el 14 de agosto, cuando entra en escena la natación sincronizada, para demostrar en Río todo lo que ha estado trabajando en el dúo junto a Gemma Mengual. La nadadora catalana está ilusionada. El dúo acaba de ganar la medalla de oro en el Open de Estados Unidos. Según explica, era importante para tener buenas sensaciones antes de los Juegos Olímpicos, así que, objetivo conseguido.

Publicidad

Ona y Gemma se presentan en Brasil con dos coreografías muy distintas. La prueba técnica es un ejercicio inspirado en los elementos del agua. Para la rutina libre han elegido flamenco, concretamente el concierto de Aranjuez

A una semana de las Olimpiadas, el objetivo es...

Vamos a por medalla, ¡evidentemente! Pero el oro es muy difícil.

¿Cuáles son las sensaciones?

¡Buenas! Quedan cosas por pulir, pero tenemos una gran autoexigencia, disciplina y constancia. La perfección no existe, es una utopía. Pero hay que trabajar para buscar la excelencia.

Lo más popular

El equipo se ha quedado fuera de la competición. Un palo, imagino.

Claro, una pena muy grande no clasificarse. Hay que darse cuenta de que ha habido un cambio generacional brutal en el equipo.

Has dicho que tu dúo con Gemma Mengual es muy glamuroso, ¿en qué sentido?

Bueno, ¡porque Gemma y yo somos muy coquetas! (ríe). A las dos nos gusta la moda, nos cuidamos....

¿En qué más os parecéis?

Gemma está llena de energía, como yo. En realidad, de carácter nos parecemos bastante. Aunque fuera del agua yo soy más tranquila, ella es un nervio. Desde luego, a las dos nos apasiona la sincro. Somos muy disciplinadas y trabajadoras, pero sabemos desconectar.

¿Te ves compitiendo a los 37 años, como ella?

Uf, no lo sé... Mi lema es carpe diem. No sirve de mucho pensar qué pasará el año que viene.

¿La ambición es la misma que cuando empezaste?

Todo cambia. Diría que toda mi vida he tenido muchísima ambición. Pero, claro, al principio sólo existía la sincro, y ahora tengo una hipoteca, una pareja... Tengo que lavar la ropa, hacer la cena, una carrera. La ambición se hace más realista.

¿Cuántos días puedes estar sin entrar al agua?

¡No creo que más de dos! Entro a la piscina cada día, menos domingos. Me encanta, es mi medio, es mi vida. Lloro, como y río, allá. Todo, menos dormir. Casi me siento más cómoda dentro que fuera. Puedo estar cinco horas sin tocar pared y, en cambio, me cuesta estar más de una hora de pie, porque mis articulaciones se han acostumbrado a la ingravidez.

¿Y cómo lleva tu pareja estar con una persona que pasa más horas en el agua que fuera de ella?

Pablo entiende mi vida, mi dedicación, que nos veamos poco. La pareja y la familia tienen que acompañarte, porque éste es un camino muy duro. Ellos me dicen que disfrute.

Lleváis ocho años juntos y acabáis de dar el paso a vivir juntos, ¿verdad?

Hasta ahora vivíamos entre su casa y la mía, pero nos acabamos de comprar una casa en el Masnou. Haremos la mudanza después de los Juegos de Río de Janeiro. Hasta ahora me apetecía llevar yo sola una casa, es importante estar contigo misma, dormir sola. Ya lo he hecho.

¿Para cuándo la boda?

¡Pablo me lo tendría que pedir! (ríe). No, la verdad es que es algo que tenemos más o menos en mente, pero no sabemos para cuándo.

Estás a punto de acabar la carrera de diseño. ¿Podría ser un futuro trabajo?

Sí, me falta un año para acabar los estudios de Esdi, en Sabadell. Ya veremos si me dedico a ello, no me cierro las puertas. De momento, ya hace 4 años que diseño los bañadores que usamos todo el equipo de la sincro.

Entonces, imagino que sigues mucho la moda...

Me encanta. Para mí es importante sentirme cómoda y guapa. El conjunto te da personalidad. Pero no compro por marcas, sino por lo que me gusta, ya sea de un gran diseñador o de una tienda menos conocida. Es una forma de expresarse, de contar quién eres.

Eres una apasionada del arte, ¿verdad?

¡Sí! Me encanta la danza, ya sea clásica o contemporánea, ir a museos, la ópera... Y uno de mis hobbies es pintar, en especial retratos. Pinto con carbón, normalmente en blanco y negro. Justamente por eso Modigliani es uno de mis pintores favoritos. En cuatro líneas te hace un retrato con mucho carácter y pasión.

¿Vas a poder descansar después de los Juegos?

¡Sí! Nos vamos a Menorca unos días. Pero queda mucho todavía.