Mireia Belmonte gana la primera medalla de oro para España en los JJOO de Río

Después de conseguir la primera medalla para España, Mireia Belmonte se ha coronado con el oro en la prueba de 200 metros mariposa.​ Un triunfo especial ya que es su primera medalla de oro conseguida en unos Juegos Olímpicos.

Lo más popular

A sus 25 años, Mireia Belmonte es el nombre del deporte español estos Juegos Olímpicos. La nadadora se alzó con su primera medalla de oro olímpica en la final de 200 metros mariposa, un sueño hecho realidad. "Este oro significa lo que he soñado toda mi vida, y lo tengo aquí ahora", aseguró.

Con este metal, Mireia consigue su primer oro olímpico y el primer oro olímpico de la natación femenina española. Dos hazañas en una misma final. De momento, es la única deportista del equipo español que ha conseguido subirse al podio. Hace unos días, inauguró el medallero con el bronce que ganó en los 400 metros de estilo combinado.

De izquierda a derecha: la australiana Madeline Groves (plata), Mireia Belmonte (oro) y la japonesa Natsumi Hoshi (bronce).
Publicidad

Mireia iba a por el oro y lo consiguió. Se enfrentó a grandes rivales, como sus compañeras de podio: la australiana Madeline Groves (plata) y la japonesa Natsumi Hoshi (bronce). Cuando salió del agua y vio el resultado, una inmensa felicidad la desbordó. No sabía qué hacer: sonrió, golpeó el agua, se tapó el rostro, saludó al público...

La sirena de la natación española es un ejemplo de constancia y superación. "He sufrido mucho en los últimos metros. No miraba a los lados porque apenas se veía nada, sólo pensaba en seguir adelante, darlo todo con las piernas", confesaba.

Lo más popular

Belmonte no pudo contener las lágrimas cuando recibió el deseado trofeo. Orgullosa, emociona y feliz quiso agradecer el apoyo recibido: "Ha sido gracias todos los que están alrededor mío día a día, porque sin ellos no podría haber conseguido esto". Tras bajarse del podio y posar ante los fotógrafos, Mirea se lanzó a las gradas para abrazar a su familia.

Un día único e inolvidable para nuestra chica dorada. ¡Enhorabuena campeona!