Malena Costa estalla contra quienes la critican

​La modelo y pareja del futbolista Mario Suárez reivindica que no es una mala madre.

Lo más popular

Dispuesta a sincerarse sobre su reciente maternidad y las críticas que ha suscitado en las redes desde que diera a luz a su hija Matilda, la modelo Malena Costa ha estallado en su blog, donde explica lo mejor y lo peor de su experiencia como madre.

💕 Flying back home 💕 Primer vuelo de la peque 💕

A post shared by malenacosta7 (@malenacosta7) on

Publicidad

"No se si seré la mejor madre del mundo, lo que sí sé es que haré todo lo posible para que mi hija sea feliz", eran algunas de las palabras con las que Costa explicaba cómo se siente ahora que es madre.  Recordemos que la modelo dio a luz a su primera hija el pasado 28 de junio, cuando nació Matilda, la hija que comparte con el futbolista Mario Suárez. Y desde entonces han sido muchas las críticas dirigidas hacia la joven mamá, a la que han llegado a acusar de ser mala madre.

No soy ni peor ni mejor madre por no darle el pecho

Lo más popular

Tildada de mala madre

Uno de los temas que más ha molestado a la modelo ha sido el hecho de que la tilden de mala madre por no querer darle el pecho a su hija y prefiera darle el biberón. "Sí le doy el pecho... Pero por desgracia no me sale suficiente leche como para abastecer a mi pequeña, así que le tengo que dar ayudas de biberón... Pero no sería ni peor ni mejor madre por no dárselo", afirmaba una dolida Malena, que se siente juzgada por "gente que ni me conoce, ni sabe lo que hago con mi vida".

Las fotos de la polémica

Otra de las cosas que más daño le hicieron a Malena Costa fueron las críticas recibidas tras publicar una fotografía en la que presumía de figura, sólo dos semanas después de haber dado a luz a su hija Matilda. En la instantánea se podía ver la increíble y rápida recuperación de la modelo, algo que despertó críticas entre sus seguidores, que cuestionaban la veracidad de las fotografías.

Os mando un beso 💋💋💋💋

A post shared by malenacosta7 (@malenacosta7) on

Dolida por los comentarios, Malena decide dirigirse a quienes dudan de su milagrosa recuperación. "En el embarazo engorgé unos 17 kg y aún me quedan 9 por perder, así que para aquellos que me critican diciendo que es imposible que estuviese igual que antes,  realmente os doy las gracias por verme tan bien, porque como ya os digo aún me quedan bastantes kilos para volver a mi peso de antes", replicaba la modelo, defendiendo que no sólo no es una recuperación milagrosa sino que todavía le queda mucho hasta recuperar su espléndida figura.

🌴 Summer time 🌴 #todovuelveasulugar

A post shared by malenacosta7 (@malenacosta7) on

No obstante, y sin querer restar mérito a su esfuerzo por perder el peso ganado, la modelo ha aclarado que "el hecho de que todo vuelva a su sitio se debe a mi fuerza de voluntad y constancia en el deporte".

Otra cuestión sobre la que la modelo ha querido pronunciarse es sobre los rumores de que había programado la cesárea y contratado a un cirujano estético. "Mi parto fue natural y no tuve cirujano estético", ha aclarado Costa, preocupada por el hecho de que se frivolice con la idea de que las cesáreas son la opción fácil a la hora de dar a luz.

Da las gracias

No obstante, y a pesar del enfado, Malena ha querido aprovechar la ocasión para dar las gracias a quienes han compartido su alegría por el nacimiento de su pequeña. "Tengo que dar las gracias a todas esas personas que sí se alegran de la felicidad de los demás...  Y también a nuestros seres queridos por todos los regalitos, visitas y mensajes de apoyo", escribía una agradecida Malena.

#bienvenidamatilda #welcomematilda 🎉🎉🍾🍾👏👏🔝🔝

A post shared by Mario Suárez (@mariosuarez4) on

Su mejor momento

Así pues, está claro que a pesar de las críticas recibidas, nada puede hacer perder la sonrisa a Malena, que manifiesta su felicidad por tener a Matilda. "Cada mañana me despierto y al verle la carita se me quita el sueño y 'todos los males', es lo más bonito que existe… Ser padre es una experiencia única", confesaba la modelo, quien, dispuesta a ignorar las críticas y los comentarios negativos, disfruta de su mejor momento junto a su pequeña Matilda y Mario, los amores de su vida.