Bimba Bosé nos enseña su último tratamiento

​La cantante y modelo lucha desde hace unos años contra el cáncer -extendido en el hígado, huesos y cerebro- y ha decidido someterse a un nuevo tratamiento basado en la medicina hiperbárica. En una cápsula y con una gran sonrisa, Bimba Bosé ha querido compartir con todos sus seguidores una de éstas sesiones.

Lo más popular

Bimba Bosé continúa con fuerza y optimismo su lucha contra el cáncer y ella misma ha querido compartir con todos sus seguidores uno de los tratamientos a los que se está sometiendo. La cantante y modelo ha anunciado a través de sus redes sociales que está encantada con el tratamiento hiperbárico que está recibiendo en una clínica especializada de Estepona.

La terapia tiene una duración de entre 50 y 80 minutos y el paciente debe introducirse en una cápsula -donde respira oxígeno puro al 100%- sin maquillaje, sin aparatos electrónicos y solo con ropa de algodón que el propio centro facilita. 

Publicidad

Lo más popular

"A lo Phelps, parece que he acabado en un artefacto del atrezzo de una película de Stanley Kubrik pero en realidad estoy en Perry, una de las cámaras hiperbáricas que tienen en @hmc_estepona Soy feliz! Me cuidan un montón! No dejes de probarlo. Pronto te contaré más detalles de todo", escribía Bimba junto a esta imagen en la que anuncia seguir el mismo tratamiento que Michael Phelps, el mejor deportista de EEUU. La medicina hiperbárica se usa para tratar distintas enfermedades como la diabetes, problemas de circulación o cicatrización retardada, y para aliviar los síntomas de la radioterapia.

La sobrina de Miguel Bosé anunciaba hace unas semanas que no se había recuperado del cáncer que comenzó a padecer hace unos años, y que sufre metástasis en el hígado, huesos y cerebro. A pesar de la crudeza de esta enfermedad, Bimba no deja atrás su optimismo y sus ganas de vivir y por ello afronta con total firmeza los tratamientos que requieren esta enfermedad.

Su chico, Charlie, y su familia están siendo sus principales apoyos en esta difícil etapa en la que Bimba no ha dejado de sonreír ni un solo día. Junto a ellos se ha mudado a Sotogrande para llevar una vida más tranquila, eso sí, sin dejar de trabajar, pues ha estado muy activa durante todos estos meses.