Terelu Campos: "No me da vergüenza que mi hija me vea hablar de novios"

Tras el éxito rotundo de su docu-reality, 'Las Campos', la presentadora recibió a Diez Minutos en su refugio de Málaga, donde saborea la felicidad del momento: "No es que esté contenta, es que estoy feliz y, sobre todo, agradecida a toda esa gente que dejó de salir para vernos".

Lo más popular

Más de 2,3 millones de espectadores se sentaron el pasado 18 de agosto frente al televisor para ver a Terelu y a su madre, María Teresa Campos, en la acción de su día a día: cómo se levanta, qué desayunan, qué comen… Todo eso se pudo ver en el docu-reality 'Las Campos', el nuevo espacio de éxito de Telecinco. Sólo un día después del estreno, DIEZ MINUTOS pudo entrevistar a una de sus protagonistas en exclusiva. Terelu nos recibió en su casa de Málaga, su refugio, que en esta ocasión, fue testigo de su inmensa felicidad tras el éxito. 

Publicidad

Terelu, ¿estás contenta?No estoy contenta, estoy feliz. Pero, sobre todo, estoy tremendamente agradecida a todas las personas que se sentaron frente al televisor para arroparnos, en pleno mes de agosto, en vez de estar en la calle.

¿Te arrepientes de algo?En absoluto. De nada, soy muy consecuente con las cosas que hago. Estoy feliz y he trabajado muy a gusto. Probablemente es el espacio más cuidado que he hecho en toda mi carrera.

Lo más popular

Personalmente creo que el programa se quedó corto, que no refleja en su totalidad a las verdaderas Campos…Bueno, es porque has visto sólo un capítulo. Espera a ver el segundo. Es mucho más divertido y entretenido, con muchos más momentos relacionados con la gente, nuestra gente…

¿Hubo algún tipo de condicionantes a la hora de grabar por parte de la productora?En absoluto. Todo ha salido con completa naturalidad.

Dicen que no teníais necesidad de exponeros de esta manera, ¿por qué lo habéis hecho? Hacer algo nuevo en televisión es siempre atractivo. Un reto para alguien que ama esta profesión, como nosotras.

En absoluto hemos hecho este programa por dinero. Hemos cobrado, pero vamos, que ése no ha sido el motivo

¿Lo habéis hecho por dinero?En absoluto. Eso te lo puedo asegurar. Y el productor también te lo puede decir –estalla en una carcajada–. Por supuesto que hemos cobrado, pero, vamos, que no lo hemos hecho por dinero, ése no ha sido el motivo. 

¿Por qué crees que las Campos despertáis tantísimo interés?No lo sé… Quizás porque la gente se puede identificar con nosotras. Hemos hecho programas en los que la gente se ha sentido respetada e igual por eso nos han idealizado. Y ahora ven que somos como ellos…

Estrenar en pleno mes de agosto, que la gente está de vacaciones, ¿crees que ha sido una prueba de la cadena para testar realmente el poder de las Campos? ¿Sientes que os han puesto a prueba?No lo creo. Pero sí sé que si nuestro gran jefe, que es una persona con un grandísimo conocimiento de la televisión, decidió ese día es por algo… "La Noria", por ejemplo, empezó un 25 de agosto. Y mira todo lo que duró…

¿La audiencia demuestra el poder de 'Las Campos'?Más que poder, a mí me gusta hablar de cariño o afecto. 

¿A quién se le ocurrió realmente este programa, fue una idea vuestra que presentasteis a la productora de 'Sálvame'? Es una idea de 'La Fábrica de la Tele'. Al César lo que es del César…

Publicidad

¿Es verdad que durante la grabación ocurrió eso que se ha publicado de que una persona dijo que la saludabas porque ibas con la cámara del programa, porque cuando vas sin ella no saludabas a nadie?Eso dijeron que ocurrió cuando fui al mercadillo. Y no es verdad. Siempre hay "buenas personas" que cuentan cosas que no son. Yo, desde luego, no lo escuché…

¿No crees que fue excesivo centrar el programa en la comida? Parece que estás obsesionada…Sí, no he vuelto a comer desde ayer –estalla en una carcajada–. Pero era lógico que jugaran con ello, porque ese programa estaba dedicado a ello.

Lo más popular

¡La taza de duralex claro que es mía! voy con ella a todas partes. si hago una mudanza, la llevo en la mano, por si me la rompen

El Cola-Cao con sacarina en el vaso de Duralex de los 70 ha sido de lo más comentado. ¿Esa taza es realmente en la que desayunas o ha sido atrezzo?¡Es mía! Voy con esa taza a todas partes. No viajo con ella, me aguanto en los hoteles y tomo el desayuno en vaso de cristal. Pero si hago una mudanza, mi taza la llevo en la mano, por si me la rompen. De hecho, cuando me estaban dando la quimio se me rompió la que tenía y fue un drama. Mi hermana y mi cuñado me encontraron esta igual en el mercadillo de Navacerrada.

Tu hermana, Carmen, contó que tu no pides así el colador  por la mañana… ¿Cómo es realmente tu desayuno?Mi desayuno es exactamente eso: zumo y Cola-Cao, que me lo tiro por encima… Y un día sí y otro no, se olvidan el colador.

Confesaste en plató: "Si el dato es bueno, las críticas me preocupan menos". ¿Eso es un todo por la audiencia?No, vamos a ver... Lo que tengo clarísimo es que haces un producto televisivo y lo que me preocupa es que la gente que se siente a verlo lo pase bien. Yo me dirijo a ellos, no a los críticos de televisión, con todos mis respetos a la profesión. Y si estás respaldada por la audiencia, la caída es más blandita…

¿A qué otro personaje de la tele te gustaría ver en un programa similar?¿A quién? A nadie. ¡A nosotras! ¿Quieres que alguien me quite el programa? ¡A nadie más que a nosotras!

Creo, sinceramente, que eres más sincera en cualquiera de las entrevistas que has hecho para DIEZ MINUTOS que en lo que vimos en el programa, que estaba guionizado…No es cierto, en absoluto. No había guión. La tele quizás haga parecer las cosas diferentes, pero nadie me ha dicho lo que tengo que decir o no. Me comentaban "hoy vamos a hablar de esto", y me ponía a hacerlo.

¿Quién decidía las personas que participaban en el programa?Se consensuaron de una manera natural. No ha habido imposición de nada. Todo lo contrario.

Para quienes os conocemos, resulta extraño que muchas de las personas de vuestro entorno más cercano no estén, tu maquilladora, por ejemplo… No habéis visto el segundo capítulo. En uno no cabe la vida de una persona. ¡Es imposible!

Mi hija Alejandra vio el programa y le gustó mucho

También se echa en falta a amigos cercanos, algunos muy mediáticos… No sabemos si va a haber más capítulos, pero imagino que, si los hay, sí que estarán… En el segundo están todas mis amigas, bueno, diez, porque tres no pudieron venir… Las que estaban me dijeron luego: "¡Qué vergüenza, se nos ha olvidado que había cámaras y hemos hablado de todo!"

Publicidad

¿Qué respuesta ves en gente con la que te relacionas?Aún no les he visto, pero, por los mensajes recibidos, muy bien. "Queremos más", dicen…

¿Vio Alejandra el programa?Sí. Le gustó mucho. Además, a ella le encanta Aless Gibaja, famoso en YouTube, y le mandó un vídeo tras el programa.  

Lo más popular

¿Lo había visto antes de emitirse, en casa, contigo?No, lo vio en directo; nadie de mi familia lo había visto. 

¿Qué te ha dicho tu familia más cercana tras la emisión?Ni he podido hablar con ellos –esta entrevista se hace al día siguiente de la emisión del programa–. Pero, vamos, tampoco ven todo lo que hacemos. Ten en cuenta que en Málaga estamos en Feria y, como ya nos conocen, no les hace falta verlo (Risas).

Tu hermana, Carmen, dijo en plató que te enamoras demasiado rápido. ¿Es cierto?No sé… Habrá que preguntárselo a ella. A lo mejor tiene razón. Desde fuera se tiene una perspectiva diferente. Ella se basa en que al no funcionarme las relaciones, igual es por eso…

Lo de los fo…amigos fue hace ya muuuchos años, tantos que ya ni me acuerdo

¿Te has sentido más desnuda grabando este programa o haciendo la portada de Interviú?¡Uy, por favor!… Me he sentido muy cómoda haciendo este programa y lo pasé fatal haciendo la portada. Pero estoy contentísima de haberla hecho. Es más, cuando me vuelva a poner buenísima, haré otro Interviú.

Confesaste que te daba vergüenza desnudarte ante los hombres y, también, que habías pasado una época  en la que tenías "fo…amigos".¡Eso fue hace tantos años que ya ni me acuerdo! Muuuchos años –ríe–. Lo otro, lo de desnudarme, es la verdad. 

¿No te da vergüenza que tu hija escuche eso o hablar de tus novios?No, porque no es nada malo.  Me preocuparía que se avergonzara de que fuese una ladrona, una mala persona, una mala compañera… Alejandra tiene 16 años y vive en el mundo. No me da vergüenza y a ella, tampoco.

Vamos a intentar sacar el lado más íntimo de Terelu. Lo que no vimos en el reality: ¿Cómo se levanta una persona tras la emisión de un programa así, tan intenso emocionalmente hablando?No se levanta porque no ha dormido por la angustia de pensar que no hubiera funcionado. Hacía años que no sentía esa angustia. 

¿No dormiste nada? Casi nada, a ratos muy cortos. Y cuando dormía tenía pesadillas de que el dato no era bueno, por lo que prefería estar despierta. 

¿Sientes vértigo ante estas situaciones?No vértigo: ¡pavor, miedo! Pánico a que la gente hubiera dicho "no me gusta" y lo hubiera quitado.

¿Cómo es tu relación con las personas que trabajan en tu casa?Ahí no voy a entrar porque no es mi intimidad, es la de ellos, y eso sobrepasa mis límites. Son cosas entre nosotros, y no me corresponde a mí decir nada de personas que no soy yo.

La noche del estreno no dormí casi nada. Sentí pavor a que a la gente no le gustara

¿Es cierto que cocinas tú como vimos en el programa, que te metes en faena o vas a mesa puesta?En el día a día, digan lo que digan algunos, lo hago yo. Ahora, un puré de verduras, un lenguado a la plancha, eso lo hacen ellas. Pero cuando tengo una cena en casa, cocino yo. Y si me tengo que freír un filete o un pescado, pues también. En el primer programa no se vio, pero cuando cocinábamos en casa fui yo quien peló los guisantes tras cocerlos. Nunca lo había hecho y es un trabajo de chinos. 

¿Haces tu la compra?Sí, totalmente. Por un lado me gusta, y por otro me desespera. La despensa la lleno yo. Otra cosa es que falte pan Bimbo y bajen ellas, pero la paliza de los carros de la compra es mía.

Publicidad

En una reciente entrevista que nos diste, confesabas que no eras muy de hacer los deberes con Alejandra. Pero, ¿eres madraza de la que controlas lo que come, le preparas la merienda o esperas a ver si cena bien antes de salir de casa?Claro, yo hago los menús de casa sólo por Alejandra. Sé lo que come en el colegio y no va a cenar huevo si ha comido huevo. Me preocupo muchísimo. Todos los días pregunto qué tiene la niña para cenar.

¿Eres tan tímida como realmente creo que eres?Sí, y muy pudorosa, porque tengo un sentido del ridículo exacerbado, y eso me hace igual parecer otra cosa. Me siento halagada si me reconocen, muchísimo, pero me da vergüenza.

¿Cuál es el peor momento que recuerdes haber pasado por alguna situación provocada por tu fama?Me acuerdo en unos carnavales de Cádiz, trabajando en TVE, que fui con Parada y me asusté por el tumulto. Fue uno de los momentos más angustiosos que he vivido porque, además, soy claustrofóbica, lo heredé de mi madre (risas).

A comienzo de verano viniste con nuestra revista a Málaga para enseñarnos tus rincones de infancia; ahora volvemos contigo para estar en la intimidad de casa, en tu ciudad natal, tras este programa en el que tanto te has desnudado. ¿Cuando te expones tanto, necesitas volver a tus orígenes para sentirte más segura?No sé… siempre me gusta venir a Málaga. Mi vida y mi trabajo me permiten venir tan poco que necesito mi chute malagueño. Una de las cosas que más me ha gustado hacer en mi vida fue ese reportaje. Me encantó. Volver a mi colegio… Es la primera vez que vuelvo aquí desde que lo hice, y aún no me ha dado tiempo a ver a mi gente, pero sé que ha gustado mucho.

¿Te han llamado tus ex parejas tras el programa? ¿Qué te han dicho?Me ha llamado Carlos –se refiere a Carlos Pombo–, Alejandro no sé si lo ha visto.

¿Qué nos puedes decir del próximo programa para que no nos lo perdamos?Pues que va a ser muy divertido. Ir de compras, mi salida con amigas, saber cómo se vive con paparazzi en la puerta, que a veces bajo y me veo cuatro fotógrafos y mi primer pensamiento es: "Dios mío, ¿qué ha pasado?" Cuando te das cuenta de que nada, de que están "por si acaso", ya me relajo…

En el primer programa no se habló nada al respecto de un tema que una mujer como tú cuida mucho, que es su imagen. Vais a verlo en el segundo: el mercadillo, haciéndome las manos, con mis amigas…

¿Veremos a la Terelu "disfrutona", que nos confesaste ser hace unos meses en una entrevista?Sí, claro que la veréis. 

Jorge Javier escribió hace unos días que, tras los programas, les "iban a dar hasta en el DNI", que Terelu "no había hallado su lugar en el mundo profesional" o que la relación entre madre e hija "no era tan idílica como podría parecer". Terelu no quiere echar leña al fuego sobre este tema: "Es que no lo he leído, y no me gusta hablar de cosas que no he leído. Pero conozco muy bien a Jorge Javier, su sentido del humor y su forma de escribir. Sé que no hay nada malo en su intención. Quienes sabemos del sentido del humor de Jorge lo entendemos."

Lo más popular

¿Has hablado con él?Por supuesto. Antes de emitirse el primer programa, cuando él ya había visto los dos y después. Me llamó a primera hora para felicitarme. ¡Y eso que está fuera de España!

Tu madre asegura que ganaste esos kilos de más debido a las pastillas del tratamiento de tu enfermedad. ¿Cuánto tiempo te queda de tomarlas?Me queda casi un año. Todo esto lo vais a ver en el próximo programa. Esto es la consecuencia de un tratamiento. Ojo, no por tener un cáncer se engorda: al incitarme una menopausia, el metabolismo se para… Todo eso lo veréis explicado por una doctora que es una eminencia en la materia.

Siempre nos dices que hay un antes y un después de tu enfermedad, algo lógico, pero que también has superado el miedo… Sí bueno, por un lado sí. Pero ese miedo vuelve cuando tocan las revisiones. Es natural.

No he visto aún el segundo capítulo pero me divierte más que sea así. La diversión es muy necesaria en estos tiempos

Véndenos el próximo programa con algo que nos incite a verlo…A los lectores de DIEZ MINUTOS les digo que, si les ha gustado el primero, creo que les va a gustar mucho más el segundo. Yo no lo he visto terminado, pero me divierte más que sea así. ¡La diversión es muy necesaria en estos tiempos!

¿Va a haber continuidad con nuevas entregas tras la segunda?No sabemos nada, de verdad. Claro que me gustaría, pero no puedo contar nada.

De ser así, tendríamos que esperar un tiempo, porque no hay nada grabado. ¿Cuánto tardáis en hacer cada uno?Como cuatro días. Se graba en tiempo real, luego a lo mejor ellos hacen recursos de detalles, de un plató, de alguna cosa concreta... pero la acción es en tiempo real.

Has convertido tu casa en un "Gran Hermano"…No… sólo el salón y la cocina… (Risas).