Los momentos más destacados de la boda de Rocío Carrasco

Tras la polémica, ​María Teresa Campos aclara que en la boda no le quitó el sitio a nadie y se sentó en el lugar que le indicaron.

Lo más popular

La boda de Rocío Carrasco y Fidel Albiac ha sido uno de los acontecimientos del verano, un evento que reunió a muchos rostros populares y en el que se vivieron grandes momentos para el recuerdo, la mayoría protagonizados por las mejores amigas de la novia, María Teresa Campos y Terelu, que no han dudado en contar en '¡Qué tiempo tan feliz!' las anécdotas más divertidas del enlace de Rocío y Fidel.

Publicidad

Uno de los detalles más debatidos fue el del asiento de María Teresa Campos, que se sentó en primera fila, en el espacio reservado a la familia directa de los novios, algo que obligó a la presentadora a aclarar en '¡Qué tiempo tan feliz!' que "me sentaron al lado de la madre del novio, pero no ocupé el sitio de nadie". Además, María Teresa Campos contó que le regaló dos pares de zapatos a Rocío, que, entusiasmada con el regalo, le dijo que "quería ponerse los dos zapatos, uno en un pie y otro en el otro".

Rocío y Fidel en una de las imágenes compartidas por '¡Qué tiempo tan feliz!'
Lo más popular

Aunque, según relató María Teresa, el momento más divertido llegó cuando Rocío se dirigió a su marido tras ponerle el anillo, cuando le soltó un divertido: "¡Ay, que te como la cara, que no te puedo querer más".

Otra de las anécdotas más destacas fue la comentada por Terelu, que confesó que a pesar de haberse sentido atraída por uno de los invitados no pudo acercarse a hablar con él porque nadie se lo presentó. Además, la presentadora se mostró especialmente decepcionada porque, tal y como explicó en '¡Qué tiempo tan feliz!', "no se me acercó ni un hombre en toda la boda".

Terelu explicó que se fijo en uno de los invitados presentes en la boda de Rocío Carrasco

Sin embargo, y a pesar de no triunfar en el amor, Terelu se hizo con todas las miradas, pues fue una de las reinas de la pista de baile, siendo la que más bailó y más se divirtió durante la fiesta. Eso sí, al parecer también fue una de las que más se emocionó y saltó más de una lágrima en la ceremonia.

El cantante Miguel Poveda llegando a la boda de Rocío Carrasco

Otras anécdotas para el recuerdo fueron la actuación de Miguel Poveda, que cantó para Rocío Carrasco la canción de su madre, 'Vibro' con la que la novia llegó al altar; la sustitución del banquete tradicional por la idea de una boda-cóctel; el detalle de que los invitados recibieron bolsos y gafas de sol de diseño como recuerdo del enlace, o el hecho de que Fidel subió al altar con el título de Derecho recién adquirido, ya que se licenció en julio de este año.

¿Quién se llevó el ramo? La amiga más internacional de la hija de Rocío Jurado, Paulina Rubio. Y aunque todos se sorprendieron con la presencia del huracán latino, 'El Bigotes' sin duda fue el invitado más inesperado.

Terelu, momentos antes de llegar a la boda de su amiga Rocío

La boda de Rocío Carrasco ha sido uno de los grandes acontecimientos de las últimas semanas, y seguro que pronto saldrán nuevas anécdotas y detalles curiosos de la gran boda del verano. Y ahora que se ha hecho público que Terelu se fijó en un invitado, ¿quién sabe si acabará cruzándose en la vida de la presentadora el misterioso hombre?