Kiko Matamoros se derrumba antes de la boda: ''No va a ser un día completamente feliz''

​El colaborador de 'Sálvame' se ha emocionado al admitir que sus hijos serán los grandes ausentes en el enlace.

Lo más popular

Kiko Matamoros se ha despedido de 'Sálvame' cuando solo faltan tres días para que le dé el 'Sí, quiero' a Makoke. Como regalo de bodas, el equipo del programa ha organizado un 'ensayo general' del enlace. Los colaboradores se han vestido de gala para la ocasión y han recibido a Matamoros y a Lydia Lozano, que se ha hecho pasar por la novia.

Este viernes, 16 de septiembre, Kiko pasará por el altar con la mujer con la que lleva compartiendo su vida durante los últimos 18 años. La boda se celebrará en el Castillo de Viñuelas, situado a pocos kilómetros de Madrid.

Publicidad

Después de simular el enlace, el programa continuó como si se tratase de un día normal, pero el equipo de 'Sálvame' le había preparado un vídeo muy emotivo con mensajes de sus compañeros y amigos. Entre ellos, las palabras de Mila Ximénez le hicieron especial ilusión al colaborador debido a que empiezan a solucionar sus diferencias.

''No va a ser un día completamente feliz''

Después de escuchar estos mensajes, Kiko Matamoros no pudo evitar derrumbarse: ''No va a ser un día completamente feliz, pero espero que los demás sí lo sean'', comentó en una clara alusión a la tristeza que le provoca que sus hijos sean los grandes ausentes el día de su boda.

Lo más popular

''Me acuerdo todos los días y en días así más, pero no quiero empañar la alegría de toda mi gente, familia y amigos. Espero llevarlo lo mejor posible'', lamentaba el colaborador televisivo para terminar reconociendo que ''no va a ser fácil sobrellevar las ausencias''.

Tras escuchar las emotivas palabras de su compañero, Jesús Manuel ha pedido que ''no se hicieran comparaciones con otras bodas recientes'' y ha hecho un llamamiento a los hijos de Matamoros que no van a asistir a la boda: ''Faltan 72 horas, hay tiempo para recapacitar hasta el último minuto''.