Alessandro Lequio sigue protagonizando la polémica del verano

La empresaria Sonia Moldes​, que salió dos años con el conde a partir de 1997, asegura que Olvido Hormigos no miente porque también ha sido infiel a su mujer con ella.

Lo más popular

El verano más agitado para Alessandro Lequio, sin duda, está siendo éste. No solamente porque se ha convertido en padre por tercera vez, estrenando niña junto a su mujer, María Palacios, sino por las infidelidades que, una detrás de otras, se le están adjudicando al conde.

Tras la muy sonada y polémica historia con la exconcejala Olvido Hormigos, que ha asegurado en repetidos platós de televisión que mantuvo relaciones con Alessandro mientras su mujer se encontraba embarazada; Natacha Jaitt, exconcursante de GH6 explicó, también públicamente, que años atrás Lequio le había pagado 6.000 euros por pasar una noche juntos.

Publicidad

De una edición menos del conocido programa, GH5, Ainhoa Parejo, asegura Kiko Hernández que Alessandro "me hacía sentir incómoda y me preguntaba de qué color llevaba la ropa interior. Hasta hace dos años me escribía porque seguía intentado quedar conmigo".

Lo más popular

La última en avivar el verano más caliente del conde ha sido su ex novia, la empresaria Sonia Moldes -sobre la imange-, que asegura que también ha sido infiel a María con ella, al principio de su relación, hace casi décadas.

En el programa en el que colabora, 'El programa de Ana Rosa', Alessandro ha dicho que "es rotundamente falso".

Ha dicho de Sonia que "es una más que se apunta a facturar hablando de mí y lo hace como todas, con mucha imaginación y sin pruebas. Esto es la palabra de uno contra la palabra de otro y yo no voy a entrar en esta guerra absurda porque es lo que buscan estas personas".

Además, ha añadido "que no se justifique diciendo que lo hace para defender la dignidad de Olvido Hormigos. Lo hace por dinero. Yo me he portado muy correctamente con todas mis parejas".

El conde ha calificado la relación que tuvo con Sonia así: "Estamos hablando de una época en la que yo tenía una vida bastante social. Había terminado con Ana y no había empezado con María y fueron unos años de relaciones esporádicas. Con Sonia tuve una relación sincera pero no muy profunda, además de ser una relación Guadiana con otras relaciones conocidas entre medias".

Alessandro y Sonia comenzaron su historia de amor en el año 1997 y duraron como pareja dos años. Su diferentes formas de ser acabaron por romper la relación, marcada, además, por infidelidades por ambas partes.