Elena Tablada, risas y complicidad con su novio en la MBFWM

​La ex de David Bisbal vive su momento más dulce junto a Javier Ungría, con quien comparte su pasión por la moda.

Lo más popular

La ex pareja de David Bisbal, Elena Tablada, no esconde su amor por su nuevo novio, el abogado Javier Ungría, con el que se ha dejado ver en la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, donde la diseñadora de joyas ha demostrado su pasión por la moda.

Y es que desde que Tablada hiciera pública su relación con el abogago a través de las redes y mediante una fotografía, hace apenas una semana, la diseñadora y Javier parecen inseparables.

Publicidad

Y prueba de esto último ha sido su última aparición en la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid, donde la pareja ha compartido risas y grandes momentos de complicidad delante de la pasarela.

La pareja no puede disimular el feliz momento que están viviendo en su relación
Lo más popular

No cabe duda de que Elena vive uno de sus momentos más dulces junto a Javier Ungría, con quien no sólo acude a los desfiles de moda, sino que además le lleva a los actos más íntimos y familiares, como hace un par de meses, cuando acudió con él a la graduación de su hija Ella. De este modo, Elena parece haber encontrado en Ungría las ganas de volver a creer en el amor. Recordemos que Tablada inició su relación con Javier tras tras romper con Daniel Arigita y haber pasado dos años sin pareja.

El hombre que devolvió la sonrisa a Elena Tablada

Pero, ¿quién es el hombre que ha robado el corazón a la ex de David Bisbal? Javier es sobrino de Miriam Ungría, viuda de Kardam de Bulgaria, es abogado y lleva el negocio familiar, 'Ungría Patentes y Marcas', fundado en 1981 y dedicado a la defensa de la propiedad industrial. Además, su familia controla el 10% de Banco Gallego y el 13% de la Inmobiliaria Valdebebas. Y entre sus hobbies está jugar al fútbol.

Javier Ungría cede el protagonismo a su chica, que posa ante las cámaras

Así pues, parece que Elena ha encontrado por fin al hombre perfecto, y ahora sólo queda esperar para comprobar si la pareja decide en breve por el altar.