Ana Boyer: "Lo que más me gusta de Mario es que hace feliz a mi madre"

​La hija de Isabel Preysler se sincera sobre su familia.

Lo más popular

La hija de Isabel Preysler se pronuncia sobre la relación de su madre con Mario Vargas Llosa. Ana Boyer, feliz con su novio, Fernando Verdasco, ejerció de madrina en 'La fiesta más dulce del mundo' de Fiesta, donde la hija de Isabel Preysler quiso mostrar su lado más sincero y hablar sin tapujos de sus planes de futuro con su novio, el tenista Fernando Verdasco, la relación de su madre con Mario Vargas Llosa, los problemas de salud de su hermana Tamara y los conflictos familiares en torno a la herencia de su padre, Miguel Boyer.

Publicidad

"Lo que más me gusta de Mario es que hace feliz a mi madre"

Dispuesta a mostrar su lado más dulce, Ana Boyer quiso zanjar las polémicas que giran en torno a ella y a su familia. Y una de ellas fueron los rumores de que el noviazgo de su madre con Mario Vargas Llosa era la auténtica razón de que la joven hubiera abandonado su casa para independizarse con su novio, el tenista Fernando Verdasco. "Llegó el momento en el que decidí que quería irme a vivir con Fernando. Pero Mario no fue la razón por la que me fui de casa", aclaró Ana, que insistió en que su relación con Mario es buena. "Me llevo muy bien con Mario", afirmó sobre el escritor, resaltando que lo que más le gusta de él es "que hace feliz a mi madre".

Lo más popular

Orgullosa de su madre, Ana afirmó que se alegra de verla feliz. Y aunque ha sido la última en abandonar el nido, no tiene tiempo de echar de menos a Isabel, porque, según afirma "la veo todo el tiempo". La otra gran mujer de su vida es su hermana Tamara, de quien se ha sabido recientemente que sufre hipotiroidismo. "Yo la veo bien y ella está tranquila. Además, hay miles de cosas que son mucho más graves que los problemas de tiroides". Además, según confesó Ana, su hermana Tamara, por el momento, no piensa en casarse o enamorarse: "No tiene prisa por enamorarse. Además, es muy exigente".

"Yo soy más dulce que Fernando"

Sin perder la sonrisa, Ana también compartió algunas confidencias sobre su relación con Fernando Verdasco, afirmando que "yo soy más dulce que él. Siempre he sido dulce y siempre me han gustado los dulces". Enamorada y feliz, Ana también confesó que "la convivencia con Fernando va muy bien", aunque de momento la boda es algo en lo que no piensa. "Es mentira que Fernando me haya dado un anillo de pedida. Queremos dar el paso, pero por ahora no", aclaró Ana, que aprovechó la ocasión para confesar que piensa tener hijos, pero de la manera tradicional: "Soy tradicional, primero quiero casarme y luego tener hijos", explicó.

La herencia de la polémica

Mucho más seria, Ana Boyer se pronunció sobre los rumores de problemas familiares a la hora de repartir la herencia de su padre Miguel Boyer. "No hace falta mediar porque no hay confusión en el tema de la herencia de mi padre, y creo que no queda mucho para que se reparta", afirmó convencida.

Una familia dispersa

Y es que la joven se esforzó en afirmar que mantiene una buena relación con toda su familia, aunque con unos tenga más cercanía que con otros. "Con mis hermanos por parte de padre siempre he tenido poca relación, pero eso no quiere decir que sea una relación mala", declaró. "Este verano he estado en Estados Unidos, en casa de mi hermano, y en Nueva York con Fernando. Mario y mi madre han estado en Asia, yo en Estados Unidos y Tamara por aquí... Todos los hermanos hemos estado dispersos", aseguraba con una sonrisa la hija de Isabel Preysler, que aseguraba que su madre se encontraba en uno de sus momentos más dulces: "Mi madre está radiante y feliz", confesó Ana.