José Campanario defiende a su hija en 'Sálvame' y de paso ayuda a su hijo en paro

Diez años ha tardado José Campanario, padre de María José y suegro de Jesulín, en salir en defensa de su hija en televisión, después de que durante este tiempo le hayan dado "demasiada caña", según sus palabras.

Lo más popular

José Campanario, padre de María José y suegro de Jesulín, se sentó este viernes 1 de marzo por primera vez en un plató de televisión, el de 'Sálvame Deluxe', para defender a su hija y a su marido después de diez años de "mucha caña", y ofrecer ayuda económica con lo que le pagaban a un hijo que está en el paro.

Campanario ha señalado que "he visto a María José llorar muchas veces. La primera quizá 'Aquí hay tomate', en el que estaba usted (refiriéndose a Jorge Javier Vázquez). Dijo que tenía la cara que parecía un shar pei, un perro inglés, no sé si se acordará. Y eso nos sentó a todos muy mal. Y otra cosa que dijo es que era la hija de Juanito el Golosina y yo como padre me sentí muy mal. Por ello, tú eres la persona que más daño nos ha hecho. A mí me pueden llamar corrupto, no me afecta porque no lo soy, pero que llamaras perra, bueno una raza de perro, a mi hija no me gustó nada. Pero eso se ha olvidado y la cosa está tranquila...".

Publicidad

Campanario se mostró convencido de que "mi entrevista no le va a hacer daño a mi hija porque vengo a decir la verdad. Ahora está estudiando en un sitio cerrado donde no le siguen las cámaras y parece que la cosa está aplacada. ¿Que si le han dado mucha caña? Demasiada, ¿no los habéis visto en las televisiones?. En general todo el mundo le ha dado caña. Quizás porque no ha caído simpática, creo yo. Por no darse a la prensa, porque se ha limitado a estar en su casa con su marido y sus hijos...".

Lo más popular

También reconoció que "he estado muchas veces tentado de llamar a los programas, pero mi mujer y mi hija me lo han impedido", y quiso dejar claro que "en mi casa nunca se ha hablado de Belén Esteban", y que, respecto a aquel famoso cupón de la ONCE premiado, "yo no traicioné una amistad de toda la vida por siete millones de pesetas. Los cupones le tocaron a mi hija, yo con mi vecino sólo jugaba a medias la primitiva y la bonoloto, nada de cupones".

Campanario reconoció que "Jesulín es cariñoso y amable, y quiere mucho a mi hija. No hemos discutido nunca ni por el fútbol, aunque él es del Barça y yo del Madrid".

Conforme pasaba la entrevista, el tono fue elevándose con las intervenciones de los tertulianos hasta que María José entró en el programa vía telefónica para confesar que no le había gustado que su padre acudiera a 'Sálvame' y que se sentía "muy incómoda. Te quiero mucho y sé que no estás haciendo eso por gusto. Pero no eres tú el que tiene que defenderme de nada. Lo que sí quiero decir es una cosa: yo no soy ninguna ladrona, yo no he tocado un duro de nadie, nunca, no le debo nada a la Seguridad Social, ni le debo nada a Hacienda, ni le debo nada al Estado. Lo que haya tenido que pagar ya lo pagué”.

María José finalizó su intervención indicando que "no me compensa nada que se hable de mí en televisión y algún día me sentaré en un plató para que se me conozca. Pero antes dejadme acabar la carrera".