Un juez paraliza el entierro de La Veneno

​La vedette, de 52 años, fallecía el miércoles en el Hospital Universitario de La Paz, donde fue ingresada el sábado.

Lo más popular

Tras cuatro días en coma, Cristina 'La Veneno' fallecía el miércoles 9 de noviembre. La conocida vedette se encontraba ingresada en el hospital madrileño de La Paz después de que su pareja la encontrara sobre el sofá de su casa llena de moratones y con fuertes golpes en la cabeza, según informa el diario El Español. Finalmente, Cristina Ortiz no ha podido salir de esta y después de luchar entre la vida y la muerte, ha fallecido.

Publicidad

Dos días después se ha conocido que mañana sábado no se llevará a cabo su funeral como estaba previsto en Adra, su pueblo natal, ya que un juez lo ha paralizado. Finalmente, se le hará una segunda autopsia, mientras que familiares y amigos siguen peleados por sus restos mortales.

Los primeros quieren enterrarla en su pueblo de Almería, mientras que los segundos quieren cumplir su último deseo: ser incinerada y que sus cenizas se tiren en el Parque del Oeste, en Madrid.

Lo más popular

Un triste final para el icono de los 90

Según sus familiares, le fue extirpado un trozo de cráneo en la intervención y, aunque en un primer momento se barajó la posibilidad de un intento de suicidio, ahora la posibilidad más factible es otra: "fue un ajuste de cuentas por la publicación del polémico libro hace unas semanas, y no un suicidio", dicen refiriéndose a '¡Digo! Ni puta ni santa', su biografía.

Según añadió el novio, además del golpe en la cabeza y los moratones, también había un reguero de sangre desde la bañera hasta el sofá, donde fue encontrada, por lo que la investigación policial también incluye la hipótesis de ese ajuste de cuentas por la publicación del libro. De hecho, la familia ha trasladado a El Español el diagnóstico ofrecido por los médicos: si salía adelante, es muy probable que no quedase bien.

Sus palabras no han pasado desapercibidas

"Lo que sí solían hacer los ministros y gente de poder era bajar la ventanilla, y en vez de preguntarte el precio, decían: '¿Me conoces?'. Yo siempre les decía que no, aunque supiera quiénes eran porque así te subían al coche", cuenta La Veneno en su biografía.

"Podría ir tirando de la manta para decir de algunos toreros y presentadores de televisión, pero algunos de esos no me han dejado huella". Unas frases en las que no menciona a nadie, pero que podrían delatar a más de un personaje que no querría ser relacionado con la vedette.