Miguel Bosé nos enseña su lado más alocado junto a Javier Cárdenas

​​El cantante, último invitado de 'Hora Punta', se ha dejado ver de lo más natural y alocado junto al presentador del programa.

Lo más popular

Miguel Bosé ha sido el último invitado de 'Hora Punta', espacio presentado por Javier Cárdenas, un gran amigo del cantante. Éste, que ha recibido el Premio Ondas como reconocimiento de su exitosa y extensa (40 años) carrera musical, llegaba al plató entusiasmado por este galardón y por poder compartir una divertida jornada junto a su amigo.

Una vez que el cantante entró en plató, quedó patente la amistad que une a ambos, y es que los gestos y miradas de complicidad estuvieron presentes en todo momento. De hecho, una vez que estaban sentados, Miguel Bosé hizo levantarse a Cárdenas para -sin ningún tipo de reparo- tocarle el trasero. Sin duda, un gesto que nadie se esperaba y que volvió a repetir al final del programa.

Publicidad

Tras este espontáneo gesto, Miguel Bosé se 'desconcentró' y no recordaba de qué estaban hablando, por lo que el presentador le dijo en tono jocoso: "¿A ver si te has quedado 'cortao' por tocarme el culete?".

Después de este gran momento, Cárdenas y su equipo comenzaron a recordar los primeros años de la carrera musical del cantante, destacando lo bien que le sentaban sus arriesgados estilismos y lo delgado que estaba. "Yo he sido siempre muy delgado y muy estrechito, pero cuando pasan los años empiezas a ensanchar", explicaba el galardonado.

Miguel aclaró que tras su primera actuación en televisión "todo cambió y nunca más mi vida volvió a ser normal". Su repentina popularidad y fama no le trajeron buenos momentos, pues "recuerdo esos años con una forma de acoso y asedio horrible".

Lo más popular

El cantante dejó ver su lado más natural y alocado durante el programa, y es que hasta se atrevió a enseñar unos sencillos pasos de baile a los colaboradores de 'Hora Punta'. Todos ellos siguieron sus indicaciones con gran entusiasmo, menos el presentador, que prefirió no bailar.

Finalmente, el invitado también nos contó un pequeño secreto que pocos saben, y es que en el lado derecho de su rostro tiene una cicatriz a causa de un ataque de un mono. Su padre, "que no era muy afortunado haciéndome regalos", le regaló un mono verde que trajo de un safari y estos animales son muy celosos y posesivos. "Estaba atado de una cadena en la cocina de mi casa y en una caricia que le hice a mi hermana Lucía se me abalanzó encima y me arrancó el músculo". Afortunadamente, se recuperó de este ataque y todo quedó en un gran susto.