Kiko Matamoros asegura que las fotografías con su hija "son fruto del azar"

​La reconciliación entre el colaborador y su hija, Laura Matamoros, ha desatado la polémica sobre si este encuentro ha sido robado o pactado.

Lo más popular

El pasado sábado padre e hija se encontraron en el restaurante que regenta el novio de ésta, Benji Aparicio, en el centro de Madrid. Las imágenes de este acercamiento están siendo objeto de polémica ya que existen rumores sobre que tanto Kiko como Laura han cobrado por estas fotografías que han aparecido en la portada de una publicación.

Los motivos que hacen sospechar son varios. Uno de ellos es la fría relación que existía hasta hace un mes entre padre e hija. Laura pisó el plató de 'Sálvame', después de que la buscaran por todos los rincones de Mediaset, y el saludo con su padre fue distante, tan solo dos besos. Otro, Laura decidió "quitarse" el apellido de su padre para pasar a ser Laura M. Flores. Para más inri, Kiko y Laura se sentaron en una mesa que estaba en la terraza del local, a la vista de todo el mundo, algo que muchos no creen que sea una casualidad.

Publicidad

Además, al parecer antes del encuentro en el restaurante del novio de la ganadora de 'Gran Hermano Vip', padre e hija se han visto en más ocasiones, según cuenta Kiko, y nunca han sido fotografiados.

Lo más popular

El colaborador niega rotundamente que estas imágenes hayan sido pactadas. Por lo tanto, comienzan a surgir las dudas: ¿cómo se ha enterado la prensa? ¿quién lo ha filtrado? ¿alguien a traicionado a padre e hija? ¿por qué Laura no habla? ¿han sido ellos quienes han hecho un robado pactado para rentabilizar su encuentro?

Si no ha sido un robado pactado, solo queda una opción: alguien ha filtrado el encuentro a los medios. La pregunta es ¿quién? Benji queda descartado de toda sospecha, tanto por parte de su novia como de su suegro, que pone "la mano en el fuego" por él. Sin embargo, el marido de Makoke no descarta que alguno de los trabajadores haya sido el topo.

Según cuenta Matamoros, el encuentro con su hija no fue tenso sino todo lo contrario. Y confiesa le da igual la polémica porque el buen rato que pasó con su hija no se lo quita nadie. Por el momento, Laura ha mantenido el silencio aunque según afirma Raquel Bollo, no le gusta que estén metiendo a su novio en este asunto.