De la Rúa quiere exprimir a Shakira

Más de 100 millones de dólares y el embargo de sus cuentas en un banco de Ginebra. Esto es lo que exige el argentino a su expareja y exrepresentada en una demanda presentada en Nueva York.

La guerra judicial entre Shakira y su ex, Antonio de la Rúa, promete ser larga y difícil. El hijo del expresidente argentino ha presentado una demanda contra la cantante. Fue el 15 de enero en la Corte de Nueva York; sin embargo, hasta ahora no ha trascendido lo que pedía el argentino: nada menos que una indemnización de más de 100 millones de dólares y el embargo de las cuentas de la cantante en su banco de Ginebra como medida preventiva para evitar que la artista oculte el dinero, ya que considera que intentará esconder activos de una sociedad que tuvieron a medias.

Publicidad

En el documento presentado por De la Rúa, el argentino asegura que la demanda judicial la he hecho movido por la actitud de Shakira, que le ha ignorado: ''He intentado varias veces, tanto personalmente como a través de un abogado, resolver este litigio de forma amistosa. En el mejor de los casos, estos intentos se han encontrado con el silencio, y en el peor de los casos, con la hostilidad. La Sra. Mebarak ha mostrado una clara intención de tomar las medidas necesarias para impedir que tome posesión de los bienes que son legítimamente míos''.

Lo más popular

De la Rúa reclama el dinero obtenido por una sociedad que crearon juntos y que la Sra. Mebarak parece querer ''negar su existencia''. Muy duro, Antonio asegura también que la cantante ha mentido y miente y que ha presionado a algunas personas que hicieron declaraciones juradas para salir vencedora en el reparto de esta sociedad que ambos tenían en común.

De la Rúa, que muchos aseguran se mueve por rencor, querría aprovechar al máximo los once años en los que compartió vida con la cantante, tiempo durante el que fue también su representante. Fue en el año 2000 cuando Shakira y Antonio de la Rúa comenzaron su relación. Todo era perfecto hasta que en 2011, la colombiana conoció a Piqué, que le ha dado al pequeño Milan.