El padre de María José Campanario, muy preocupado tras visitar a su hija en el hospital

La mujer de Jesulín sigue ingresada en un hospital de Jerez tras una grave infección.

Lo más popular

María José Campanario no vive su mejor momento en cuanto a su salud se refiere, y es que actualmente se encuentra ingresada en el hospital de Jerez por una fuerte reacción alérgica, según informaba este martes Kiko Hernández en 'Sálvame'. Al parecer, a la mujer de Jesulín le pusieron una inyección que le provocó una brutal reacción, por la que tuvo que ser hospitalizada de inmediato debido a la gravedad del asunto.

Publicidad

Según explicaron en 'Sálvame', la causa del malestar de Campanario fue una infección contraída en un viaje a América, donde la odontóloga se podría haber sometido a algún tratamiento que le podría haber causado el problema que tiene ahora.

En el centro hospitalario, los médicos le practicaron un drenaje "para sacarle todo eso que le había provocado tal reacción", expone Hernández. La intervención de los médicos fue rápida, mientras que Jesulín se encontraba muy nervioso en la sala de espera del hospital, donde algunos testigos le vieron llorar, preocupado por la salud de su esposa.

Lo más popular

Nervioso y angustiado, Jesulín acabó causando el disgusto del personal sanitario al pedirles que le llevasen tabaco, una tarea que no es función de los enfermeros, según expresaron en su queja.

El padre de Campanario, visiblemente afectado a la salida del hospital

Otro de los hombres de la vida de Campanario que ha mostrado toda su preocupación por la joven ha sido su padre, Pepe Campanario, que acudió al hospital a ver a su hija, que lleva ingresada en el centro médico desde el pasado 20 de noviembre. Con el semblante serio y angustiado, Pepe salía del hospital tras ver a su hija, sin ganas de hablar de la salud de su hija con los medios presentes.

Sin duda, ha sido un duro momento para la odontóloga y su familia, pero finalmente todo ha quedado en un gran susto, ya que Campanario se encuentra mejor y todo ha salido bien. Aunque, no obstante, tendrá que pasar varios días en el hospital, dado que el antibiótico es intravenoso y solo lo puede recibir estando ingresada. "Que te mejores" le deseaba Kiko a la mujer de Jesulín de Ubrique.

Lo cierto es que la salud de María José ha sido noticia desde el pasado verano, pues en septiembre de 2015 ésta permaneció ingresada unos días por un accidente doméstico en la ducha. El pasado mes de marzo fue operada en la clínica Sagrado Corazón de Sevilla de una hernia discal que le provocaba mareos y malestar. Ésta salía del centro acompañada con su marido y con collarín, contenta por el resultado de la intervención. Sin embargo, hace poco más de un mes ésta ha vuelto a ser intervenida por el mismo motivo, pero en esta ocasión en el hospital Sanitas de Jerez.