Para Fran Rivera su hermano Kiko está por encima de todo

​El diestro arropó a su mujer en la primera colección de trajes flamencos diseñados por Lourdes Montes, un evento en el que aprovechó para opinar sobre la polémica reaparición de Isabel Pantoja en televisión.

Lo más popular

En medio de la polémica tras la reaparición pública de Isabel Pantoja en televisión, Fran Rivera arropó a su esposa en la presentación de su primera colección de trajes flamencos 'MiAbril' en Madrid.

Publicidad

Enamorado y orgulloso de su esposa, Fran no podía disimular su alegría por el éxito de Lourdes, a la que ayudó a cargar las cajas y organizar todo en la tienda. Además, haciendo una confesión personal, afirmó que no descarta ampliar la familia. "Yo tengo ya dos hijos, pero poquito a poco. Sí que queremos, pero todavía Carmen es muy pequeña, aunque nos gustaría tener otro más por lo menos. Si es niña me planto, si es niño a lo mejor nos pensamos tener incluso otro más", sentenció ilusionado.

Lo más popular

Mucho más serio se puso a la hora de hablar de la viuda de su padre, Isabel Pantoja, sobre la que no quiso opinar por no considerarse imparcial. "Yo no soy nadie para juzgar. Puedo opinar, pero como no voy a ser imparcial, no voy a decir nada. Y como tenemos rencillas personales, no voy a ser imparcial", dijo con seriedad.

Sin embargo, y a pesar de no querer opinar, no ocultó sus rencillas con la tonadillera. "Ya sabéis la situación cómo está y cómo sigue desde hace 33 años", afirmó.

Dispuesto a aclarar que, por encima de toda la polémica, estaba su hermano, el diestro explicó la razón por la que no se atreve a dar su opinión sobre la tonadillera: "ante todo es la madre de mi hermano".

También imparcial se mostró a la hora de opinar sobre la venta de Cantora o las críticas de Jorge Javier a Isabel Pantoja, asegurando que no podía decir nada porque no sabía nada de ninguno de esos temas.

Artículos relacionados

Quien sí ha querido pronunciarse sobre la polémica de Isabel Pantoja ha sido su mujer, Lourdes Montes, que en todo momento arropó a su marido.