Gina González, novia de Di Stéfano, denuncia que está secuestrado por su familia

Gina González, novia y prometida de Alfredo di Stéfano, convocó a los medios de comunicación en el Club 567 de la calle Velázquez, en Madrid, para leer un comunicado con el que denuncia que el mito del madridismo se encuentra "secuestrado", que le prohíben hablar incluso por teléfono y que su familia no le deja verle desde el 4 de mayo.

Lo más popular

Gina González, novia y prometida de Alfredo di Stéfano, denunció a través de un comunicado que leyó en persona que el mito del madridismo está 'secuestrado' por su familia.

“Don Alfredo di Stéfano ha perdido su libertad. Tengo información a la que doy absoluta credibilidad de que en estos días Alfredo ha cogido el teléfono de su casa, se ha puesto en contacto con algunas personas y en ese momento le han cortado la llamada. Es decir, le han quitado el teléfono para que no pudiera seguir hablando", aseguró Gina.

Publicidad

En opinión de la novia y secretaria personal de 'La Saeta', "es evidente que su libertad está siendo arrebatada debido a que esta privación de liberdad se viene produciendo desde hace varias semanas. Acudí el pasado 15 de mayo a denunciar este hecho a la comisaría. No obstante, aún no existe notificación sobre esta denuncia ni la justicia ha hecho nada por ayudar o comprobar si Alfredo es libre o sus derechos están siendo violados".

Lo más popular

"En estos momentos -prosigió Gina-, Alfredo estará en su casa preguntándose: dónde está toda esa gente que presume de quererle tanto. Por eso aviso a directivos de fútbol, periodistas, jugadores y exjugadores veteranos y a sus amigos en general que Alfredo necesita ayuda. Es urgente que todos perdamos el miedo, que dejemos a un lado el temor y le ayudemos".

"Pido a toda la gente que ha intentado en vano ponerse en contacto con él que denuncie este hecho a la policía y dé la cara por Alfredo, pues él se ha ganado por méritos propios el cariño y respeto de todos los que le conocemos. Alfredo debe ser libre de hablar con quien quiera, de reunirse con quien desee y de utilizar un móvil o un teléfono de casa. Muchas personas me han informado de que por más que intentan hablar con él no lo consiguen", asegura Gina.

"Como todos sabéis, yo soy su novia y su prometida. Así lo manifestó el mismo Alfredo el pasado 4 de mayo en el periódico 'El Mundo'. Desde ese día, no veo ni hablo con mi novio. Desde ese día, le han impedido que mantenga contacto conmigo o con terceras personas. Hago un llamamiento al Real Madrid, a la Federación Española de Fútbol, a la FIFA, a la UEFA y también al Gobierno de Argentina para que se interesen por su libertad. Alfredo es un personaje universal, pero ante todo un ser humano".

Los cinco hijos de Di Stéfano, de 86 años, iniciaron el 26 de abril un proceso para incapacitar al exjugador a causa de su deterioro físico y mental. Pocos días después, se conoció la noticia de que Gina González, de 36, y Di Stéfano, de 86, planeaban casarse, y que ambos querían que Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, fuera el padrino de boda, algo que el club ignoraba.