Isabel Pantoja: "Ya se acabó todo"

En este primer concierto después de su calvario en la cárcel, Isabel agotó las entradas y colgó el cartel de "no hay billetes".

Lo más popular

"Brava. Isabel vuelve a ser ella", con estas palabras definían las fans de Isabel Pantoja a su ídolo tras el concierto que dio en el Palacio de los Deportes de Madrid. Todo era una escena ya vivida hace treinta años cuando reapareció en los escenarios tras la muerte de Paquirri. Esta vez lo hacía tras su salida de la cárcel y ha conseguido poner en el cartel de " no hay billetes" en el pabellón de los deportes de Madrid, donde muy pocos cantantes españoles lo han conseguido.

Publicidad

Como siempre sublime mama! #isabelpantoja #kikorivera #sixmusic #picoftheday

A post shared by Kiko Rivera (@riverakiko) on

Lo más popular

En esta ocasión Kiko o Paquirrín no subió al escenario con su madre como lo hizo en antaño ante la mirada de la reina Sofía. Y eso que en el nuevo disco de la sevillana se incluye un tema de más de ocho minutos de Kiko e Isabel.

Ya vamos a empezar! #isabelpantoja #picoftheday #kikorivera #sixmusic

A post shared by Kiko Rivera (@riverakiko) on

El momento más emotivo del concierto

El hijo de Isabel Pantoja sí estuvo en primera fila sentado con su mujer, Irene; Tere la piloto, íntima amiga de la cantante, y Doña Ana.

Quizás, el momento más emotivo de la noche. #DoñaAna #isabelpantoja #blogoficialisabelpantoja

A post shared by ISABEL PANTOJA (@isabel_pantoja_martin) on

De hecho, uno de los momentos más emocionantes de la más de tres horas de concierto, fue cuando Isabel mirando fijamente a su madre, que estaba emocionada en silla de ruedas, le dedico la canción "Te lo pido por favor".

Quien también estaba en primera fila era Chabelita, pero había siete asientos que le separaban de su abuela. Aunque la joven no quiso hablar del concierto de su madre si nos aclaró que la relación entre ambas es buena. Isa Pantoja no se ha comprado un piso en el capital y sigue buscando un piso de alquiler. De momento, vive en casa de su representante junto a su hijo Alberto y Dulce.

Seguimos estando aquí... @isabelpm95 @riverakiko #IsabelPantoja #hastaqueseapagueelsol ❤💃🏽👏🏻

A post shared by Anabel Pantoja (@anabelpantoja00) on

Volviendo al concierto, Isabel demostró que sigue siendo la última estrella de la copla. Aunque muchas de sus admiradoras la criticaron los tres trajes -el primero de ellos firmado por Ladron de Guevara- que lució en el concierto, en el que cantó unas 30 canciones, donde mezcló las canciones de su último "nefasto" disco, sus canciones de siempre y quiso deleitar al público con su flamenco.

No se puede cantar ya con más sentimiento... #IsabelPantoja #BlogOficialIsabelPantoja #LosCelos

A post shared by ISABEL PANTOJA (@isabel_pantoja_martin) on

Todo el público estaba pendiente de las letras de las canciones, porque ella siempre envía mensajes en ellas. En este primer concierto después de su calvario en la cárcel, Isabel cantó "Yo quiero confesar" y adaptó la letra para decirle a su público: " Ya ha acabado todo".

Y es que ahora para Isabel, que tuvo también palabras bonitas para sus tres nietos, le espera una pequeña gira. Volverá a cantar en Barcelona, Sevilla, Perú y Chile, como en Madrid volverá a cantar su clásico "Marinero de Luces".

Como era de esperar entre el público no estaban ninguno de los que antes eran amigos de Isabel como Jorge Javier Vázquez, Chelo García Cortés e incluso Raquel Bollo. Pero si estaban caras conocidas invitadas por la discográfica como Soraya, que está a punto de dar a luz a su hija Manuela; Juan Peña; Carmen Lomana, que no se quitó las gafas de sol en todo el concierto, o Lidia Bosch, que iba con muletas por una lesión en la pierna.

More from Diez Minutos: