La familia de Mario Biondo insinúa que el cámara descubrió algo el día de su muerte

La familia de Mario Biondo se resiste a aceptar el informe forense que determina como la causa de su muerte el suicidio. Su hermano Andrea insiste en que fue un asesinato porque ese día el cámara descubrió algo. Raquel, por su parte, prefiere mantenerse ajena a la polémica, guardando su dolor en la intimidad, e intentando recuperarse del duro golpe con la ayuda de todos los suyos.

Lo más popular

Cuando parecía que el caso por la muerte de Mario Biondo, marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva, quedaba definitivamente cerrado por el informe forense, que determina que se quitó la vida, vuelven a surgir voces discrepantes de la familia del cámara de 'Masterchef', que desde el primer momento ha reclamado la posibilidad de que se trate de un asesinato.

Los Biondo están convencidos, y así lo han manifestado en diversos medios de comunicación españoles, de que Mario no se suicidió y se han propuesto llegar a los tribunales para sacar toda la verdad a la luz. En una entrevista en el diario 'ABC', el hermano de Mario Biondo, Andrea, explica que su hermano "era feliz" y no tenía razones para suicidarse. Mario esa noche ''descubrió algo", argumentos en la línea de su hermana Enmanuela, que declara tanto en la prensa como en su Facebook que a su hermano "le han matado".

Publicidad

Andrea añade que la última vez que hablaron con Raquel Sánchez Silva fue el 10 de junio, conversación que propició la presentadora para pedir la justificación de los elevados gastos del funeral de su marido y la devolución de lo que le corresponde pagar a la familia en un reparto equitativo.

Los Biondo, por su parte, le mostraron su voluntad de pagar lo que les toca, dado que quieren recuperar sin problemas las pertenencias personales de Mario que ahora obran en poder de Raquel. Incluso quieren recuperar, "aunque sea comprándolo", el gato persa que tenía la pareja llamado Piombo, del que desconocen su paradero y del que dicen que, "aunque era de los dos, está más apegado a Mario".

Lo más popular

Aunque Raquel y la familia de su difunto marido siempre mantuvieron una buena relación, incluso en los primeros días tras el fallecimiento, en los que la presentadora, destrozada, se ocupó de su estancia en España, la situación se ha ido enconando debido al modo en el que las partes han sobrellevado el duelo: ella, arropada por su madre y sus amigos en su retiro de Formentera, y los italianos, como una piña con recogimiento, dolor y muchas dudas.

Andrea dice que intentó mantener el contacto con Raquel, pero que ésta le reiteró que quería estar sola, por lo que el contacto ahora es nulo: "Raquel se ha ido a Formentera para olvidarse de Mario y hacerse fotos".

También desvela que cuando la familia estuvo en Madrid, Raquel contó algo de Mario sobre lo que prefiere "no entrar en detalles". "Estamos molestos con Raquel por su comportamiento, por todo lo que no dijo en Madrid sobre Mario... Mario esa noche descubrió algo; él era optimista y feliz, y jamás habría pensado en algo así".

Andrea añade que conocía muy bien a su hermano, y asegura que la versión del suicidio no es posible, alegando que el día de la muerte la presentadora dijo que estaba en Plasencia y que es posible que hubiesen discutido. "Hasta el 30 de mayo, Mario y Raquel estaban enamorados", dice Andrea misteriosamente.

Raquel, por su parte, continúa intentando mantenerse ajena a esta polémica con la familia Biondo e intenta recuperarse del duro golpe del fallecimiento de su marido sin entrar a valorar o desmentir los comentarios que cada día aparecen en los medios y en las redes sociales.

No falta quien, por otro lado, ve en la insistencia de la familia italiana en no admitir el suicicio y apostar por el asesinato un intento de sacar algún partido económico. Sin ir más lejos, Emanuela y Andrea tienen la intención de viajar a España el 15 de julio para aclarar el fallecimiento de su hermano "en la Magistratura y con la Embajada de Italia que nos proporciona un abogado", algo que puede que también hagan en algún plató de televisión.

Raquel no está dispuesta a entrar en ese juego, y quiere guardar su dolor en la intimidad y recuperarse con la ayuda de los suyos para continuar con su vida. La presentadora pagó todos los gastos por el fallecimiento de su marido y, pese a la reacción de sus cuñados, quiere facilitar que la familia de su marido recupere todas sus pertenencias. Ella sólo pide para sí una cosa: calma y tiempo para superar la muerte de la persona con la que tenía un proyecto común y toda una vida por delante.