Lucía Bosé honra la memoria de Bimba en 'Sábado Deluxe'

La actriz italiana se convierte en la primera miembro del clan en romper su silencio y hablar ​sobre el deceso de la modelo.

Lo más popular

Lucía Bosé ha decidido ser el primer miembro del clan en dar la cara y hablar públicamente sobre la reciente muerte de Bimba Bosé. La modelo fallecía víctima de un cáncer de mama el pasado 21 de enero, a los 41 años, sumiendo en una profunda tristeza a todos sus familiares y amigos que se contaban por miles debido a su afable carácter y su vertiginosa actividad pública.

La actriz italiana ha aparecido en el plató visiblemente afectada. "Cómo se va a atrever a decirme a mí lo que tengo que hacer. Menuda soy yo. Miguel nunca me ha dicho que no haga algo. En mi familia cada uno hace lo que quiere", ha querido aclarar nada más empezar en referencia a la polémica suscitada porque se aseguraba que Miguel Bosé estaba muy enfadado por la aparición de su madre en el programa.

Publicidad

La protagonista de 'Muerte de un ciclista' ha anunciado que quiere que esta sea su última intervención televisiva, ya que está cansada de todo lo que tenga que ver con la vida pública. "A los 86 años estoy harta de todo, me quiero retirar", ha afirmado.

Dejando a un lado el dramatismo, Lucía ha asegurado que gracias a sus creencias está consiguiendo sobrellevar mejor el duelo. "Ella ahora mismo está aquí. Me sonríe todo el tiempo", ha afirmado, añadiendo que cree que sigue viva en algún otro lugar. "Bimba está en otra realidad, en otra dimensión. Llámalo como quieras. Yo creo en el más allá. No tengo ningún miedo a la muerte".

Lo más popular

Mucho se ha hablado sobre su ausencia en el tanatorio, pero ha querido aclarar que le horroriza toda la pompa mortuoria. "No soporto los tanatorios. El día que me vaya quiero quedarme en mi casa. No fui al funeral porque prefería estar encerrada en mi casa. Mi dolor es mío y no tengo por qué mostrárselo a nadie", ha sentenciado.

Eso no quita para que sufriera un tremendo dolor al enterarse de la noticia mientras estaba atendiendo a un asunto en los juzgados. "Mi primera reacción fue tremenda. Un dolor inmenso. Pero ya lo he superado", ha asegurado, apuntado que tuvo que encerrarse durante un mes en su casa para poder asimilar la situación.

Nostálgica, la actriz ha recordado cómo fue su última conversación con su nieta. "Estaba en Panamá. La última conversación que tuve con ella fue dos o tres meses antes. No quiso hacer partícipe a la familia con su enfermedad. Ella se ha ido solo con sus hijas y su amor", ha apuntado.

"Se ha ido como ha querido ella… Ha vivido momento duros, pero sí que creo que ha sido feliz. Sufrió mucho con la separación de su marido", dijo al hacer un repaso de su vida, antes de confesar que ambas tenían un carácter muy parecido. "De carácter éramos muy iguales. Éramos cómplices", señalaba.

Aparcado el tema de la muerte de Bimba, Lucía Bosé ha querido no hablar abiertamente sobre su relación con su hijo Miguel, asegurando que cuando hablan tratan temas muy banales. "Los tema familiares son muy aburridos", ha dicho irónica.

Según ha hecho saber, Lucía Bosé también podría estar enamorada, aunque con ella nunca se sabe cuándo habla en serio y cuándo no. "Estoy enamorada. No ves que estoy muy contenta", le ha dicho alegremente a Jorge Javier Vázquez. "A mis años no se habla de sexo, se habla de amor", ha matizado.

Como no podía ser de otra forma, Lucía también ha tenido tiempo de recordar al que fuera el padre de sus hijos, Luis Miguel Dominguín.

"Los últimos años estaba muy amargado, muy gordo. Eso sí, éramos amigos por llamarlo de alguna manera… Si estuviera hoy aquí lo tiraría por la ventana. Eso sí, era un hombre muy inteligente. No era ni buen padre, ni marido. A él le gustaban los toros y las mujeres"

"Bimba lo pasó muy mal cuando se separaron sus padres. Lucía estuvo dos años sin ver a sus hijos porque estaban en México", ha señalado sobre la difícil infancia de su nieta desaparecida.

Sobre su vida privada, ha confesado que con la ayuda de su hija Lucía está creando su propio féretro, a lo que ella llama 'su maleta'. "Si quieres te hago una también a ti", le ha dicho a Jorge Javier. Además, ha confesado que dejara de fumar cuando cumpla 100 años. "Fumo una cajetilla al día", ha dicho sin miramientos.

More from Diez Minutos: