Polémica Eurovisión: Ucrania veta a la participante rusa

​El conflicto que mantienen las dos potencias por la Península de Crimea pone en jaque la participación de Yulia Samoylova​.

Lo más popular

Organizar un festival como el de Eurovisión no es tarea fácil. Cada año, la Unión Europea de Radiodifusión tiene que enfrentarse a un sinfín de problemas con los diferentes países para que se cumplan las normas y no se produzcan situaciones polémicas, como la de la selección de Manel Navarro, además de tener que ejercer como auténticos mediadores en los conflictos existentes entre los diferentes países.

Publicidad

Y es que, aunque Eurovisión sea un concurso de carácter musical, que tiene como objetivo tender puentes entre los diferentes países participantes, muchas veces las tensiones políticas se trasladan al marco del certamen. En esta edición, la representante rusa, Yulia Samoylova, se ha convertido en el centro de la polémica por las tensiones diplomáticas que su país mantiene con Ucrania, el país anfitrión.

Lo más popular

Yulia, cantante que llama la atención por utilizar una silla de ruedas debido a una discapacidad, ha sido vetada a viajar al país por parte de las autoridades ucranianas debido a que entró en 2015 de manera ilegal en Crimea para ofrecer un concierto. Este conflicto viene derivado después de que la península de Crimea, perteneciente a Ucrania, fuera anexionada por Rusia en 2014.

De esta manera, según la legislación vigente del país, ningún ruso que haya pisado Crimea durante el tiempo de la ocupación puede entrar en Ucrania durante los próximos tres años. La UER, para intentar resolver el entuerto, ha propuesto una solución sin precedentes en la historia del certamen: permitir que Samoylova participe desde su país de origen y su actuación sea retransmitida vía satélite, tanto en la semifinal como si pasara a la final.

"Tomando en consideración que esta prohibición puede persistir y con el fin de mantener la naturaleza no política del concurso de Eurovisión, la UER ha trabajado muy duro para encontrar una solución", dijo el organismo europeo para anunciar su decisión a través de un comunicado.

Aunque la UER recuerda que es importante "mantener el valor de inclusión y el lema de este año, que celebra la diversidad", parece que las autoridades ucranianas no están dispuestas a dar su brazo a torcer.

Según ha publicado el viceprimer ministro de Ucrania, el veto a las personas rusas que hayan entrado en Crimea es extensible también a la televisión. "La retransmisión de la actuación de Samóylova por los canales ucranianos viola las leyes ucranianas en la misma medida que su entrada", señaló a través de la famosa red social.

A la espera de conocerse cuál va a ser el final de este conflicto, parece que, lejos de resolverse, podría extenderse al representante de Armenia, Artsvik Arutunián, quien también podría sufrir la misma prohibición después de que se haya demostrado que cruzó de manera 'ilegal' a la anexionada Crimea.

More from Diez Minutos: