40 años de cárcel para José Bretón

Por fin hay sentencia. El juez ha condenado a José Bretón a 40 años de cárcel y a pagar una indemnización de 500.000 euros a su exmujer por el asesinato con alevosía de sus dos hijos, Ruth y José, de 6 y 2 años. Hace diez días, Bretón recibía el veredicto de culpable del jurado popular sin pestañear.

Lo más popular

José Bretón ha recibido la sentencia por el asesinato de sus dos hijos en la mañana de este 22 de julio. El juez Pedro Vela, de la Audiencia Provincial de Córdoba, le ha condenado a 40 años de cárcel: 20 años de prisión por cada asesinato, con el agravante de parenteso.

Además, deberá pagar a la madre de los niños 500.000 euros; al Ministerio del Interior, 137.335, y al Ayuntamiento de Córdoba, 22.567. También tendrá que pagar 2.700 euros de multa por simular que los niños habían desaparecido. Bretón no podrá acercarse a Ruth Ortiz a menos de un kilómetro ni comunicarse con ella ni con los abuelos maternos.

Publicidad

Bretón no podrá adquirir el tercer grado hasta que no cumpla al menos la mitad de la condena.

El juez ha ordenado también que se feche la defunción de los niños el día que desaparecieron, el 8 de octubre de 2011, y que, una vez que la sentencia sea firme, se entreguen a la madre los restos de los menores. El proceso podría, sin embargo, retrasarse ya que la pena puede ser todavía recurrida al Tribunal Supremo.

Lo más popular

La sentencia llega diez días después de que un jurado popular compuesto por siete mujeres y dos hombres cordobeses dictaminasen el 12 de julio por unanimidad que José Bretón es culpable de un doble delito de asesinato con alevosía con la agravante de parentesco. Los pequeños Ruth y José, de 6 y 2 años, fueron asesinados, según el jurado encargado de juzgar a su padre, por éste para vengarse de su mujer, quemándolos en una hoguera en la finca familiar de Las Quemadillas la tarde del 8 de octubre de 2011.

Según el veredicto emitido en la cuarta jornada de deliberaciones, el jurado consideró que ha quedado suficientemente probado durante la vista oral, a través de los testigos y las pruebas  periciales y documentales, que los restos óseos hallados en la candela pertenecen a estos niños, por lo que entienden que el acusado es el responsable de su muerte, a pesar de que no se haya podido extraer ADN para que genéticamente no haya dudas.

El jurado da por probado que el crimen se llevó a cabo por venganza contra su mujer, después de que ésta le anunciara en septiembre de 2011 que quería separarse y quedarse a vivir en Huelva con sus hijos. Entonces, el acusado "concibió la idea de dar muerte a los niños como venganza contra su esposa", consta en el veredicto.

Asimismo, el tribunal considera que lo tenía todo planeado para el asesinato: desde el lugar, la finca de Las Quemadillas, a la fecha, el fin de semana que le tocaban los niños, así como los medios que emplearía, unos tranquilizantes para adormecerlos y el acopio de leña y gasoil para una pira funeraria. Sin olvidar el "experimento" que hizo para asegurarse la coartada con sus sobrinos dos días antes, dejándolos solos en un parque y fingiendo que los había perdido, lo que siempre ha sostenido que pasó con sus hijos.

La fiscal pedía 40 años de prisión para Bretón, la condena que ha aplicado Pedro Vela.

El acusado, que se declaró "inocente" en un último alegado, asistió esposado a la lectura del veredicto y lo escuchó sin apenas pestañear.

Ruth Ortiz, la madre de los niños, ya explicó que el veredicto de culpabilidad sobre su exmarido le ha devuelto "la paz" que le faltaba. "Marca un antes y un después en mi vida. La verdad es que no me había planteado si todos los miembros del jurado iban a estar de acuerdo, pero ha ocurrido así y ha sido emocionante".

Ahora sólo le queda, como pidió su defensa, recuperar los restos de sus pequeños.