Los Morancos y la versión más divertida de 'Despacito'

​Jorge y César Cadaval, con su buen sentido del humor y su arte y desparpajo sobre el escenario, han revolucionado el plató de 'El Hormiguero' con su última parodia en la que tema central es el Caso Nóos. No te lo pierdas.

Lo más popular

Los Morancos han llenado de diversión la noche de este jueves con su presencia en 'El Hormiguero'. César y Jorge, los últimos invitados de Pablo Motos, llegaron a plató con su desparpajo y su gran sentido del humor, que pronto contagiaron tanto al presentador como el público.

Los humoristas comenzaron la noche haciendo referencia a su parecido con grandes personalidades reconocidas mundialmente. Así, el presentador no dudó en destacar que César, el más pequeño de los hermanos, guardaba un gran parecido al actual presidente de los EEUU, Donald Trump. "Mi padre estuvo dando una vueltecita por EEUU...", bromeaba Jorge, a la vez que añadía: "El de allí es naranja y mi hermano es colorado".

Publicidad

Tras una divertida entrevista con Pablo Motos, en la que hablaron de sus defectos físicos con el buen sentido del humor siempre presente, los Morancos decidieron animar al público con su última parodia, la versión más divertida de la canción de Luis Fonsi, 'Despacito'.

Con frases como "no me des fianza, no la necesito, porque aquí depende quién haga el delito", "si el que roba algo es un pobrecito, va para la cárcel pero rapidito" o "si el que roba algo tiene algún carguito, entonces la cosa va más despacito", se han hecho eco de la voz y opinión del pueblo en cuanto a la sentencia del Caso Nóos.

Lo más popular

Los humoristas pusieron en pie a todo el público allí presente con su arte y desparpajo sobre el escenario. Tras la parodia, no dudaron en ponerse serios -pocas veces los hemos visto así- al hablar de este tema.

La opinión de Jorge era clara: "A mí no me parece normal. No sé si hay un rasero o no, pero no es normal que la gente se vaya sin fianza, que no tenga que entregar su pasaporte y que sigas viviendo en Suiza. Aquí por robar una cartera o llevarte 1.000 euros vas para adelante. Deberíamos analizarnos un poquito todos los que estamos aquí ahora mismo en nuestro país y mirarnos hacia dentro y preguntarnos si lo que estamos haciendo está bien".

Por su parte, César, expresaba su confianza en la justicia: "A mí la justicia me ha demostrado que suele ser justa. Al final sale la verdad de las cosas y el que tiene que ir a la cárcel va a la cárcel y el que no se queda en su casa. Si está así es porque habrá habido una ley que permita que este señor esté así".