Los problemas de Chabelita para obtener el divorcio de Alejandro Albalá

De no llegar a un acuerdo, el trámite podría alargarse más de un año e incluso verse obligados a acudir a México.

Lo más popular

A Chabelita le está trayendo muchos quebraderos de cabeza su boda con Alejandro Albalá, el que fuera su novio hasta hace unos meses. La hija de Isabel Pantoja y el joven contrajeron matrimonio en junio de 2016, por medio de una boca civil celebrada en las paradisíacas playas de Cancún, tal y como desveló en EXCLUSIVA DIEZ MINUTOS.

Tras varias separaciones y contando tan solo con los cuatro testigos pertinentes y el juez de turno, Isa y Alejandro se dieron el "sí, quiero", tal vez con el objetivo de sacar beneficio de la situación o, simplemente, con el fin de reconciliarse por todo lo alto. Sea como fuere, esta boda secreta está trayendo más de un disgusto a la familia Pantoja.

Publicidad

Y es que, aunque en un principio llegaron a negar los contrayentes que el enlace ni tan siquiera hubiera existido, tal como recogió Diez Minutos en exclusiva, la boda es válida y el matrimonio legal a todos los efectos al haberse firmado todos los papeles y estar archivada en el Registro de Quintana Roo (México).

Lo más popular

Ante el fin de la relación y la pertinente petición de divorcio, Chabelita se está encontrando con la oposición directa del que fuera su marido, quien no está dispuesto a presentar la demanda de divorcio de mutuo acuerdo, lo que podría alargar el proceso hasta, al menos, un año.

Vanitatis ha podido hablar en exclusiva con Cynthia Ruiz, la abogada defensora de Chabelita. La letrada ha confirmado que, pese desde el pasado mes de febrero ya hubiera una separación oficial en curso, no ha sido hasta principios de esta semana cuando se ha presentado la demanda de divorcio en un juzgado de Sevilla, lugar donde está registrado el último domicilio oficial de la expareja.

Pese a que la boda tuvo lugar en México, el matrimonio está inscrito en el Registro Central Español, por lo que una vez obtengan el divorcio, tiene que constar en el mismo registro, trámite que alargará los tiempos hasta por lo menos un año.

Todo ello si la pareja consigue llegar a un acuerdo de cara al juicio, de lo contrario y si todo deriva en un litigio contencioso, Isa y Alejandro se verán obligados, con tal de cumplir con las leyes mexicanas, de domiciliarse en el país azteca y acudir a una serie de vistas presenciales.

Algo que no entusiasma a ningún miembro de la pareja. Aunque todavía se desconocen cuáles son las pretensiones de Albalá, se da por hecho que sus exigencias estarán relacionadas con el tema económico. De hecho, el entorno de Chabelita asegura que la joven está dispuesta a negociar y fijar una cifra que satisfaga a ambas partes con tal de terminar con esta pesadilla.

More from Diez Minutos: