¡Ya está en casa! Marc Bartra recibe el alta cuatro días después del atentado

​El futbolista se recupera en su hogar junto a sus dos princesas, Melissa Jiménez y su hija, Gala.

Lo más popular

El martes Marc Bartra vivía una de las experiencias más duras y difíciles de su vida tras ser herido en un ataque con explosivos al autobús en el que viajaba con su equipo. Por suerte, el joven catalán sólo sufrió heridas en su brazo de las que fue operado el mismo día del atentado y tras cuatro días ingresado en el que ha recibido numerosas visitas, mensajes de cariño y apoyo, Bartra ha recibido el alta. Así lo ha indicado el club Borussia Dortmund en su cuenta oficial de Twitter.Así que Bartra ya descansa en paz en su casa junto a las dos princesas de su vida, la reportera Melissa Jiménez y su hija, Gala.

Publicidad

Lo más popular

Este viernes Mar Bartra nos emocionaba narrando su dura experiencia ya que "necesitaba escribir y desahogarme y así zanjar todo para ya solo pensar en ponerme al 100% lo más pronto posible". Junto a una tierna imagen en la que aparecen su futura mujer, Melissa Jiménez y su hija, Gala el joven contó su desagradable experiencia.

Hoy he vuelto a recibir en el hospital la visita que más feliz me hace. Ellas son mi todo, la razón por la que lucho para superar siempre los obstáculos y este ha sido el peor de mi vida, una experiencia que no desearía a nadie en este mundo. El dolor, el pánico y la incerteza de no saber lo que estaba pasando, ni cuánto tiempo duraría... fueron los 15 minutos más largos y duros de mi vida. A todo esto os quiero decir, que creo que el shock de estos días va disminuyendo cada vez más y a la vez se suman las ganas de vivir, de luchar, de trabajar, de reír, de llorar, de sentir, de querer, de creer, de jugar, de entrenar, de seguir disfrutando de mi gente, seres queridos, compañeros, de mi pasión, de defender, de oler el césped como hago antes de que empiece el partido y motivarme. De ver las gradas llenas de personas que aman nuestra profesión, gente buena que sólo quiere que le hagamos sentir emociones para olvidarse del mundo y sobre todo de este mundo en el que vivimos, cada vez más loco. Lo único que pido, LO ÚNICO, es que vivamos TODOS en paz y dejemos atrás las guerras. Estos días cuando me miro la muñeca, hinchada y malherida, sabéis qué siento? Orgullo. La miro orgulloso pensando en que todo el daño que querían hacernos el martes, se quedó en esto. Gracias a los doctores, enfermeras, fisioterapeutas y personas que me ayudan a recuperar y que la muñeca quede perfecta. A las miles y miles de personas, medios, organizaciones de todo tipo, el BVB y compañeros, que me habéis hecho llegar vuestro apoyo y cariño. Por pequeño que sea, me ha llenado increíblemente de fuerzas para seguir SIEMPRE adelante. Necesitaba escribir y desahogarme y así zanjar todo para ya solo pensar en ponerme al 100% lo más pronto posible! Un saludo muy grande! Marc 💛

A post shared by Marc Bartra (@marcbartra) on

"Hoy he vuelto a recibir en el hospital la visita que más feliz me hace. Ellas son mi todo, la razón por la que lucho para superar siempre los obstáculos y este ha sido el peor de mi vida, una experiencia que no desearía a nadie en este mundo. El dolor, el pánico y la incertidumbre de no saber lo que estaba pasando, ni cuánto tiempo duraría... fueron los 15 minutos más largos y duros de mi vida".