Sebastián Palomo Linares, intervenido de nuevo por sus problemas de corazón

​​El diestro, ingresado desde la semana pasada, se someterá a una operación de corazón debido a sus problemas coronarios.​ La intervención tendrá lugar este miércoles en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Lo más popular

Sebastián Palomo Linares se someterá este miércoles, 19 de abril, a una intervención de corazón en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, donde se le implantará un bypass. El diestro, aquejado de problemas coronarios desde hace unos años, tuvo que ser ingresado la pasada semana en dicho centro hospitalario debido a que su salud ha ido empeorando en las últimas semanas.

Todo comenzó el pasado mes de diciembre, cuando el diestro tuvo problemas de salud que fueron achacados a una gripe, pero finalmente la causa de sus males no era ésta. "Y yo que creía que era una gripe y mira por dónde, la cosa ha sido mucho más delicada", explicaba el propio Sebastián al diario 'ABC'.

Publicidad

"Tenía una fatiga que no era normal. Me encontraba muy mal y con dolor. He estado muy delicado", confesaba el diestro preocupado. Sebastián Palomo Linares ya fue intervenido en 2007 tras sufrir un infarto. Los sanitarios le implantaron un 'stent' –pequeño tubo que se coloca dentro de la arteria coronaria para mantener el vaso dilatado- y durante unos años su estado de salud ha sido bueno.

La operación del torero coincide con algo que verdaderamente le hace mucha ilusión, el estreno de su exposición: '50 años de creación artística. Sebastián Palomo Linares'. Ésta se expondrá en el Palacio del Infante don Luis de Borbón (Boadilla del monte) a partir del próximo jueves, 20 de abril.

Lo más popular

"Me da mucha pena no poder estar ese día, pero no he querido retrasar el acto, ya que llevamos tiempo preparando todo con mucha ilusión", señalaba el torero, que el próximo 27 de abril cumplirá 70 años. Su actual pareja, la juez Concha Azuora, con la que ha compartido los últimos cuatro años tras su divorcio con Marina Danko, no se ha separado de él ni un instante, acompañándole en sus peores momentos.