José Ortega Cano vende 'Yerbabuena'

Ya es un hecho. Tras varios meses rumoreándose sobre la venta de la finca del diestro José Ortega Cano, el negocio se ha llevado a cabo, al parecer, por una cuantiosa cantidad y con una mujer peruana de nombre Rocío.

Lo más popular

A José Ortega Cano no le ha quedado otra que vendar su finca 'Yerbabuena', situada en Castilblanco de los Arroyos, en Sevilla. Los contratiempos económicos del torero le han llevado a decir adiós al lugar donde contrajo matrimonio con la cantante Rocío Jurado, en 1995. También otros miembros de la familia, como Rocío Carrasco y Antonio David y Chayo Mohedano, se han dado el 'sí, quiero' allí, por lo que para el torero era una propiedad a la que está sentimentalmente muy unido.

Publicidad

Sin embargo, y a pesar de los recuerdos, Ortega Cano se ha deshecho de la finca, vendiéndosela, al parecer, a una mujer peruana de nombre Rocío, según han informado en 'El programa del verano'. Entre sus posibles compradores, en un principio, se rumoreó el nombre del defensa sevillano del Real Madrid, Sergio Ramos.

En la ya exfinca de Ortega Cano, además, tenían pensado casarse el próximo día 2 de noviembre Víctor Janeiro y Beatriz Trapote.

Lo más popular

Aunque no ha trascendido la cifra de la venta, ésta podría haber sido muy cuantiosa, puesto que al torero le habrían comprado la totalidad del terreno, incluida la ganadería.

Ahora es probable que el diestro se traslade a vivir a Sanlúcar, localidad natal de su actual pareja, Ana María Aldón, y madre de su primer hijo biológico, José María, que nacía el pasado 9 de febrero.

En el marco de sus problemas económicos, este 1 de agosto, el Juzgado de Primera Instancia nº 20 de Sevilla condenaba al torero al pago de 17.298,23 euros por la caída de una mujer, precisamente en su finca ''Yerbabuena''. Los hechos ocurrieron el 11 de febrero de 2011 cuando Mariana T. J., de 65 años, se encontraba en la finca del diestro de visita turística. La señora sufrió un caída con unos escalones y se lesionó hombro, ojo y rodilla. El ganadero tiene 20 días para recurrir esta decisión del juez.