Sara Carbonero quiere cerrar UNICEF

La periodista ha desvelado la desgarradora historia de un bebé de un campamento de desplazados, en la que nos demuestra que además de ser bella por fuera también lo es por dentro, poniendo voz a todos aquellos que sufren.

Lo más popular

En su último post de su blog "Cuando nadie me ve" de la revista Elle, Sara Carbonero narra la historia de Umara Bukar un bebé de siete meses que sufría desnutrición y gracias a la ayuda de UNICEF logró sobrevivir y ahora vive feliz junto a su madre.

Umara Bukar se ha convertido en la imagen de los cientos de niños que sufren a diario los estragos de la falta de alimentos en el campamento de desplazados de Muna Garage, en el noroeste de Nigeria.

Publicidad

Y así fue como la periodista, saltando de una foto a otra en Instagram, conoció esta historia que tanto le ha cautivado debido a "la expresión de satisfacción de la chica de rojo, la fuerza con la que se mantiene, la mirada del bebé y la alegría contenida de quien lo sostiene...". Y después se paró a leer el texto que acompañaba a esta enternecedora imagen: "Cuando Umara Bukar, un bebé de 7 meses, llegó a una de las clínicas que apoyamos en el campamento de desplazados de Muna Garage, en el noroeste de Nigeria, pesaba solo 4,2 kilos, 20 días después, ha ganado casi un kilo y su vida ya no corre peligro. Los cuidados (y el buen humor) de nuestra oficial de Nutrición Aishat Abdullahi están dando resultados. Umara es uno de los más de 131.000 niños menores de cinco años que hemos tratado este año contra la desnutrición aguda grave. En Nigeria 4, 6 millones de personas necesitan alimentos" UNICEF/UN041140/Vittozzi #Nigeria #Borno #desnutrición #BokoHaram #UNICEF".

Lo más popular

Sara se intereso por la historia y habló con sus amigos de UNICEF que le certificaron que la historia de Umara y su madre, por desgracia, se repite muy a menudo. Algo que le hizo reflexionar a la presentadora sobre cuál es su sueño. Sara Carbonero quiere que ningún niño muera por causas que se pueden evitar como la desnutrición o la diarrea y que los niños vivan en un mundo en el que solo se preocupen de ser niños y que la labor de UNICEF no sea necesaria. Por eso me sumo a #CierraUNICEF. Una iniciativa que quiere que historias como la de Umura no se repitan. Y es que la periodista siempre que pueda aporta su granito de arena, dando voz a causas tan necesarias como estas, demostrando que además de una belleza física posee un gran belleza interior.

More from Diez Minutos: