Alyson Eckmann: "Con Álex González no hubo feeling"

​La ganadora de la última edición de 'GH VIP' pasa por 'Sábado Deluxe' para hablar de su estancia en la casa.

Lo más popular

Alyson Eckmann entró en el plató de 'Sábado Deluxe' como un huracán, dispuesta a dejar constancia de por qué ha conquistado a la audiencia, convirtiéndose en la ganadora de 'Gran Hermano VIP'.

Sonriente, la americana ha indicado que está muy feliz y un poco sobrepasada por la situación, aunque siempre tuvo sus dudas de poder ganar el reality. "Antes de entrar, mi madre estaba convencida de que en España no iba a poder ganar una americana", confesó ilusionada.

Publicidad

Sobre su pasional y fugaz relación con Antonio dentro de la casa, Eckmann tiene las cosas bastante claras. "Es difícil decir si hay amor, si las dos personas no hablan el mismo idioma. Nos entendemos, pero no podemos hablar de cosas importantes", señaló.

Sin embargo, asegura estar dispuesta en seguir conociéndole y tiene pensado en ir a visitarle lo antes posible. Y es que, al parecer, el joven es una máquina debajo del edredón y sabe manejarse muy bien con sus atributos…

Lo más popular

Su llegada a España se produjo con la intención de aprender nuestro idioma y vivir la experiencia, nunca con la meta cercana de saltar a la fama. De hecho, fue en un botellón cuando el mejor amigo del director de casting de 'Un príncipe para Corina' se fijó en ella y le propuso aparecer en el programa.

Antes de llegar a nuestro país, Aly vivió un año en México, tras criarse rodeada de animales. "Mis padres nos compraron cabras, cerdos, gallinas… para enseñarnos responsabilidad. Después de un año los vendimos. Yo sabía que si quieres ganar dinero tienes que trabajar", recordó.

También quiso aclarar los sentimientos que tiene hacia Marco, con el que vivió una bonita amistad dentro de la casa que se vio truncada por la llegada de Aylén. "A Marco le quiero mucho, para mí es un amigo… Me atraía mucho, pero teníamos una amistad y éramos como colegas. Por eso cuando llegó Antonio no fue para apagar un calentón, porque no lo había", sentenció.

"No tenemos nada en común, no me da pena, sino que veo que es una chica insegura y se ve que no se lo pasa bien. La vida es para pasarlo bien. Yo a veces soy celosa, pero hay que controlarlo, y tener sentido del humor", dijo en relación a Aylén, la sufrida novia de Ferri.

Además, la presentadora aprovechó para hablar de las relaciones que ha mantenido con personajes famosos, aclarando que jamás fue novia de Álex González, simplemente quedaron varias veces para conocerse.

"Fueron un par de cenas… Nos conocimos y me invitó a cenar, luego fuimos a su casa en el campo y lo pasamos bien, pero se fue todo a la mierda… No hubo feeling. Además, cuando estás conociendo a alguien y, de pronto, sale en las revistas que estáis súper enamorados, se te mete algo en el cuerpo que te prohíbe… pero no, no me enamoré. Es un buen tío", afirmó.

Eckmann recordó que dos de sus compañeras de programa en 'Hable con ellas' también habían tenido sus más y sus menos con González: Beatriz Montañez y Marta Torné. De hecho, parece que a Marta le entraron un poco de celos cuando se comenzó a hablar de la relación que Aly mantenía con González…

"Ella se indignó, decía nadie habla de mí. Dijo yo también he estado con Alex y nadie habla de mí… ¿Con Marta? Tampoco hubo feeling…", señaló.

Sobre su paso por el programa de entrevistas que la lanzó a la fama, la estadounidense asegura haberlo pasado muy mal por sentirse desubicada y recibir críticas tan duras. "Me fui muchas veces a casa en el taxi llorando. Porque me sentí inútil", comenzó diciendo.

"No me podía defender, no me dejaban hablar… y con twitter me hundí, porque me machacó, esta tía con quién se acostó para estar aquí… todo tipo de cosas. Tuve que ir a un psicólogo".

Para finalizar, quiso aclarar su supuesto romance con el tenista Fernando Verdasco. "Cuando estás con tus amigos y estás contando una historia, a veces, exageras un poco para que la historia quede más guay. A Verdasco no le conozco, nunca le he saludado. Después de acudir a un partido de tenis me llegó un mensaje de un amigo o manager, diciendo que estaba invitada a una cena… pero era con más gente", apuntó.