Gloria Camila, celosa de la relación que mantienen su novio Kiko y Alba Carrillo

​La hija de José Ortega Cano no ve con buenos ojos que su novio ahora se lleve tan bien con la polémica ex de Feliciano López.

Lo más popular

'Sábado Deluxe' organizó una mesa de análisis de la última hora de 'Supervivientes 2017'. Aparte de anunciar que Eliad Cohen había sido evacuado de la isla por una torcedura de tobillo y comentar el extraño comportamiento que está teniendo Bigote Arrocet en la isla, Jorge Javier tuvo la oportunidad de conectar en directo con Lara Álvarez.

La presentadora aprovechó para desvelar parte del contenido que abordarán Sandra Barneda y el resto de contertulios esta noche en 'Supervivientes. Conexión Honduras'. Para sorpresa de todos, confesó que Gloria Camila está bastante celosa de la cordial relación que ahora mantienen su novio Kiko y su archienemiga en la isla, Alba Carrillo.

Publicidad

Diego Matamoros, presente en el plató, confirmó que Gloria Camila es muy de armas tomar y tiene poco aguante. "Yo viví un violento episodio de celos entre Gloria Camila y Kiko… Gloria Camila se puso muy celosa cuando una chica se acercó a saludar a Kiko, llegó incluso a cogerle de la camisa a gritos en varias ocasiones", apuntó.

Precisamente, una discusión con la 'desquiciada' modelo fue el detonante de que Gloria Camila tuviera que separarse de su pareja para ir directamente a formar parte de 'Playa Infierno'. Todo comenzó cuando Kiko le echó en cara a la ex de Feliciano que era bastante vaga y no ponía esfuerzo en las tareas que les encomendaban.

Lo más popular

El cruce de acusaciones comenzó a crecer, llegando Kiko a insinuar que Carrillo se dedica básicamente a 'cazar' hombres de buena posición social. "¿A la caza? A la caza tú. ¿Qué haces con ella (Gloria Camila)?", le dijo de manera despectiva.

Sin embargo, la discusión no terminó ahí y por la noche le llegó el turno a Gloria Camila, que acabó empujando a la modelo por hablar mal de su padre. Ambas se enzarzaron al escuchar la hija de José Ortega Cano que Alba la llamaba 'llorica'. El enfrentamiento fue creciendo, hasta que la modelo espetó sin miramientos: "Mi padre no ha estado nunca en la cárcel".