Jordi Cruz, fuertemente criticado por su opinión sobre los becarios

​El jurado de 'Masterchef' defiende que casi la mitad de su plantilla no reciba ningún tipo de contraprestación económica.

Lo más popular

Jordi Cruz se ha apuntado a la moda de ofrecer prácticas en sus restaurantes sin dar ningún tipo de contraprestación económica por el trabajo realizado. Además, parece que, según palabras del propio cocinero, los becarios deberían de estar muy agradecidos por tener la oportunidad de formarse con los grandes, argumento que suelen utilizar los empresarios para aprovecharse de la alta demanda de empleo y la pérdida de derechos laborales.

Publicidad

El Confidencial ha elaborado un reportaje para poner de manifiesto la preocupante precariedad laboral, hablando muchas voces de explotación, existente en los grandes restaurantes, muchos ellos con gran fama y un buen número de estrellas Michelin pero que luego hacen trabajar a sus becarios más de 16 horas y sin cobrar nada a cambio.

Lo más popular

Para ello, ha abordado la figura del 'stagier', sofisticado nombre con el que se conoce a los aprendices en este tipo de establecimientos. Una vez publicado el reportaje, han querido conocer de primera mano la opinión de los chefs de estos restaurantes, entre los que se encuentra el mediático miembro del jurado de 'Masterchef'. "Me molesta que se hable del trabajo del 'stagier' como algo negativo, como si fuera un abuso o una mala práctica", dice Cruz.

"Estás aprendiendo de los mejores en un ambiente real, no te está costando un duro y te dan alojamiento y comida. Es un privilegio. Imagínate cuánto te costaría eso en un máster en otro sector… Podría tener solo a 12 cocineros contratados y el servicio sería excelente, pero si puedo tener a 20, será incluso mejor. Las dos partes ganan. Es un 'tú me das tus manos y yo te enseño", sentencia.

Estas palabras han levantado un gran revuelo en las redes sociales, surgiendo un buen número de tuits que tratan de sacar los colores al maestro de los fogones. "Jordi Cruz tiene toda la razón, los faraones pagaban con garbanzos y gracias a eso hoy podemos disfrutar de las maravillosas pirámides", dice, por ejemplo, El Claudillo.

Además, muchos de ellos le recriminan que tenga el valor de decir que su negocio no sería viable si tuviera que contratar a todas las personas que tiene en cocina cuando, hace menos de un mes, se anunció que él y su novia se habían comprado un palacete por tres millones de euros.

Por su parte, Pepe Rodríguez, el otro miembro masculino del jurado del popular programa de TVE, también ha expresado su opinión. "Me encantaría tenerlos a todos dados de alta en la Seguridad Social, pero yo no puedo tener 20 nóminas en cocina, es una burrada. Y eso que estoy a favor de regular mejor la figura del 'stagier', se lo he propuesto a la Junta de Castilla-La Mancha, pero no me hacen caso. ¿Qué podemos hacer si tenemos a un montón de jóvenes que quieren venir a aprender? ¿Les niego la entrada?", apunta.