José Fernando, detenido por quebrantar la orden de alejamiento de Michu

​El hijo de José Ortega Cano y Rocío Jurado quería ver a su novia antes de que diese a luz a su primer hijo.

Lo más popular

Ya van cinco veces en lo que va de año que José Fernando es detenido. El hijo de José Ortega Cano y Rocío Jurado ha vuelto a quebrantar la orden de alejamiento que le impide acercarse a su exnovia, Michu, a menos de 200 metros, tal y como ha podido saber El Español.

José Fernando fue detenido por la Policía Nacional este pasado domingo en Sevilla, donde Michu, la madre de su futuro hijo, permanece ingresada en el hospital por problemas en su embarazado. Michu ya ha salido de cuentas y se espera que en cualquier momento de a luz, quizás por ello José Fernando no pudo evitar ir a visitarla al hospital, olvidando la orden de alejamiento que el juzgado de Jerez y el de Arcos de la Frontera le han impuesto y que le prohíbe estar a su lado.

Publicidad

Debido a la frecuencia con la que ha roto esta orden de alejamiento, el fiscal pidió que se ampliara la distancia de 200 a 400 metros de la orden de alejamiento. Sin embargo, al final el juez se ha negado a realizar esa modificación.

Recordemos que esta medida cautelar no fue solicitada por la novia, sino que fue decretada por un juzgado de Jerez de la Frontera y fue confirmada después por otro de Arcos.

Lo más popular

Cinco detenciones en cuatro meses

El pasado mes de enero comenzaba un año que José Fernando no olvidará por la veces que ha pisado la cárcel en sólo cuatro meses. Tras verse a escondidas con su pareja en un aparcamiento de Jerez de la Frontera y protagonizar una huida en coche y a pie el hijo de José Ortega Cano y Rocío jurado era detenido por la Guardia Civil. Tras este episodio, el joven volvía a violar la orden de alejamiento, exactamente el 12 y el 14 de febrero cuando fue detenido otras dos veces consecutivas por acudir a visitar a su pareja al hospital de Jerez, en el que ella está ingresada por su dolencia cardíaca que pone en peligro su embarazo. No conforme con ello, José Fernando volvía ser arrestado por la Policía, esta vez por propinar dos puñetazos y un empujón a un Policía, después de que se acercasen a un piso de San Sebastián donde el joven se encontraba de fiesta y debido al excesivo ruido los vecinos se vieron obligados a llamar a los agentes.

More from Diez Minutos: