Arantxa Sánchez Vicario despide a Álvaro Bultó

Familiares entre los que se encontraba Sete Gibernau y amigos como Arantxa Sánchez Vicario, Álex Crivillé o Elsa Anka han despedido para siempre al aventurero y presentador Álvaro Bultó, cuyo funeral era celebrado este jueves en el Tanatorio de Sant Gervasi de Barcelona. La despedida ha sido privada.

Lo más popular

Álvaro Bultó ya se encuentra descansando en su tierra, Barcelona, donde sus restos descansarán para siempre. El deportista falleció el pasado 23 de agosto en el cantón de Berna, en los Alpes suizos, cuando practicaba una modalidad de salto extremo conocida como 'wingfly' (salto al vacío con un traje con alas) y no se le abrió el paracaídas. Sobre las 12.30 de la mañana de este jueves sus familiares y amigos más cercanos se reunían para darle su último adiós.

Publicidad

El funeral se celebraba en la sala 6 del Tanatorio de Sant Gervasi, en la Ciudad Condal y era privado. Siguiendo los deseos de la familia y tal y como había anunciado la representante de Bultó, Marta Asturias, no ha habido capilla ardiente previa a la ceremonia para que los admiradores del deportista pudieran despedirse de él.

De luto, muy serios y afectados. Así llegaban al tanatorio los seres queridos de Álvaro Bultó, que han querido que la ceremonia religiosa de despedida en recuerdo del que fuera novio de la infanta Cristina, Paloma Lago, Raquel Revuelta e Ivonne Reyes pasase lo más desapercibida posible y fuera absolutamente íntima.

Lo más popular

Una de las personas más afectadas por la trágica muerte de Bultó era su sobrino, Sete Gibernau, piloto de motoclismo retirado, que compartía con él la pasión por la velocidad y las motos.

Entre los rostros conocidos que han acudido al funeral se encontraban conocidos deportistas, como la extenista Arantxa Sánchez Vicario, que acudía a la triste cita acompañada de su marido, Josep Santacana.

El expiloto campeón del mundo de motociclismo, Álex Crivillé, y la actriz Elsa Anka han sido otros de los rostros conocidos de nuestro panorama social que han despedido al fallecido aventurero.

Tras la muerte de Álvaro Bultó la familia ha estado recibiendo "cientos de condolencias" de todas partes del mundo, porque Álvaro "tenía muchísimos amigos". "Era una persona muy amable, muy popular y era muy querido por todos", según han declarado estos días personas de su entorno.

Al parecer las investigaciones que estaba realizando la policía para averiguar la razón por la que el paracaídas no se abrió han concluido. Sin embargo, la Fiscalía parece seguir investigando los motivos del accidente.

Santi Corella, amigo de Bultó, que estaba con él en el momento del salto mortal explicaba qué sucedido: "Saltamos. Comenzamos a planear, vi cómo él volaba y luego hubo un momento en el que lo perdí de vista, abrí mi paracaídas de inmediato, pero ya no estaba. Tuvo que golpearse contra las rocas, dar contra la pared, y perder el conocimiento, por eso no se abrió el paracaídas..."

El cuerpo sin vida de Álvaro Bultó permaneció en Suiza durante cinco días antes de ser incinerado y posteriormente trasladado a Barcelona, donde su familia y sus amigos más allegados le han dado su último adiós.

Nacido en Barcelona el 11 de junio de 1962, Álvaro Bultó fue pionero en llevar la aventura a la pequeña pantalla con espacios en TVE como 'Frontera límite' (1995), en el que protagonizó saltos en caída libre, submarinismo junto a tiburones y rutas en 4x4. Era una apasionado del riesgo, pero también de la vida. Su aventura comenzó con las motos, una tradición familiar. Su padre, Francisco Bultó, fue fundador de las firmas Bultaco y Montesa. Luego pasó a los deportes extremos, y en los últimos años se había dedicado al paracaidismo, especialidad en la que acumulaba más de 3.000 saltos.